Mazzoleni afirma que relajación de la ciudadanía arriesga lo que se ha logrado

Con casi 1.000 casos positivos de covid-19, el Ministerio de Salud analizó ayer los indicadores que nos podrían llevar, una vez más, a una cuarentena estricta cuyo resultado se dará a conocer esta semana. Hay preocupación.

Ayer se confirmaron otros nueve casos de covid-19, alcanzando la cifra de 995 positivos desde el primer caso detectado en el país, el pasado 7 de marzo. Dos de los positivos son del exterior y el resto son contactos, todos en aislamiento. El número de internados ahora es de diez pacientes, dos de ellos en terapia intensiva, y la cantidad de recuperados de ayer es 11, mientras que el número total de recuperados ya es de 488, que representa casi el 50 % de los infectados.

El ministro de salud Julio Mazzoleni señaló que los casos sin nexo y la observación de una cierta relajación de la ciudadanía, están poniendo es riesgo toda la política que se ha aplicado. Sin embargo, el ministro apuntó que entiende que la ciudadanía está ingresando a un estado de fatiga que es preocupante.

“Nos preocupa la fatiga de la población. Cuando nosotros vamos avanzando en la cuarentena inteligente y se van desescalando las medidas restrictivas, es allí cuando tenemos que aferrarnos todavía más a todo lo que tiene que ver con el distanciamiento físico y las medidas de higiene. Vemos con preocupación que en vista de los buenos resultados se pierde el respeto a esta enfermedad y eso muchas veces es algo muy peligroso. La discusión de qué nos va a pasar económicamente, se va a convertir en una discusión estéril si la epidemia se instala en toda su potencia. No se trata de buscar culpables, se trata de corregir los errores que podamos cometer, tanto como ciudadanía y como gobierno. Tenemos que ir ajustando esto sin perder de vista al enemigo”, refirió.

Cuarentena regional

PUBLICIDAD

El ministro apuntó que se están analizando los indicadores para definir si se pone freno a la segunda fase de la cuarentena inteligente, y se vuelve a foja cero en algunas zona, mientras que en otras, como el Chaco, se podría avanzar a la tercera o cuarta fase.

“Vamos a tener una reunión para analizar las últimas semanas. Hay varias perspectivas. Vamos a mirar cómo están nuestros hospitales, las urgencias, las llamadas al 154, qué dicen nuestros modelos matemáticos, cómo está la contagiosidad, y esa mirada también vamos a hacerla regionalmente”, dijo. Agregó que los departamentos que más preocupan son Central, Alto Paraná y la capital, Asunción.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD