Apoyo de Juntos al MEC está respaldado por convenios

Óscar Charotti, director ejecutivo de Juntos por la Educación explicó que la organización cuenta con convenios firmados con el Ministerio de Educación para llevar adelante varios programas educativos. Esta aclaración se dio tras la entrevista al Ministro de Educación, Raúl Aguilera, en ABC Cardinal, donde negó que exista algún documento que diga que la ONG tiene una hegemonía en el MEC.

“Tenemos convenios de cooperación firmados con varios ministros de Educación, desde Riart, Marta Lafuente hasta Enrique Riera. Con Raúl Aguilera ya no firmamos los acuerdos porque seguían vigentes. También queremos aclarar que ningún programa educativo implementado por Juntos por la Educación está financiado por el Estado. Todos los programas que llevamos adelante se financian con aportes de los integrantes de nuestra organización y algunos proyectos específicos son financiados por la Unión Europea. Juntos por la Educación no recibe un solo guaraní del Estado”, aclaró Óscar Charotti.

Programas exitosos

Entre los programas impulsados por Juntos está el proyecto Caazapá, que tenía los peores resultados en educación y que tras tres años se demostró que el modelo “Leo, pienso y aprendo” mejoró significativamente el aprendizaje de los chicos.

PUBLICIDAD

Igualmente el proyecto Tikichuela Ciencias (que recibió un premio internacional en innovación educativa) aplicado en Caaguazú permitió en dos años sacar a los chicos de la mediocridad a la excelencia. “Toda esta experiencia ahora queda en manos del ministerio para poder replicarlo y escalarlo a nivel nacional”, dijo.

Otro proyecto de Juntos es el Observatorio Educativo, que se está desarrollando con nueve organizaciones de la sociedad civil. “Se trata de una plataforma tecnológica para monitorear las políticas públicas de la educación y promover la participación de la ciudadanía. Igualmente brindamos asistencia técnica al MEC para implementar la primera carta orgánica del ministerio, cuyo proceso constitucional se acompañó durante cuatro años”, añadió.

La carta orgánica permitió la creación del Instituto Nacional de Evaluación, sumamente necesario para el desarrollo de políticas públicas en función a evidencias, al igual que el Consejo Nacional de Formación Técnico Profesional y la descentralización territorial de la educación a través de la creación de las direcciones departamentales. Además se redujo la cantidad de direcciones generales de 189 a 39, con lo cual se logra una mejora en la calidad de gastos del presupuesto de Educación.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD