Asunción está sucia y abandonada por la inutilidad de la Municipalidad

La falta de respuesta de la Comuna asuncena a los reclamos básicos de la ciudadanía como basura y baches, demuestra la inutilidad de su intendente Mario Ferreiro. Se debe esperar varias semanas para que se atienda una denuncia.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6YOXUKAAZRBUFP2UPB5FYANQMI.jpg

En su cuarto año de gestión, el intendente municipal capitalino Mario Ferreiro ha terminado por demostrar que no será de utilidad a la ciudadanía asuncena, puesto que no ha sabido dar respuesta a los reclamos más comunes, pero justamente los más importantes para la mayoría: reparar los baches y recolectar la basura.

Todavía la ciudadanía sigue recordando con indignación que durante su campaña el mismo aseguró que si existía voluntad política el problema de los baches sería resuelto en diez días. Sin embargo, en cuatro años no ha podido siquiera dejar un microcentro en forma.

Por ejemplo, en la calle Azara casi Estados Unidos, existe un pozo que apeligra a los conductores, especialmente, porque la avenida es muy transitada. Así también en Herrera y Paraguarí, se encuentra otro pozo que se llena de agua servida. En el lugar, los buses lo atropellan y salpican a los peatones con las aguas sucias.

PUBLICIDAD

La avenida Artigas es uno de los peores accesos a la Capital, debido a la gran cantidad de baches que existen en la misma y con una obra de nunca acabar. Todo esto se da pese a que este año se ha declarado emergencia vial, lo que implica liberación de fondos y contrataciones directas. Por el barrio Ciudad Nueva no se puede transitar a causa de los empedrados destrozados.

A esto se suma la declaración de emergencia ambiental por la cantidad de basura en arroyos, calles, etc. No obstante, el problema tampoco fue paliado. En un recorrido fácilmente se pueden encontrar basuras desparramadas en esquinas y veredas. Las quejas de la ciudadanía ante la falta de recolección son constantes.

Por si fuera poco, el descontrol en el tránsito sigue latente, con semáforos descompuestos y el hecho de que cada uno hace lo que quiere, sin recibir multas y en todo caso escapando de ellas con coimas. Todo esto deriva en aumentos en la cantidad de accidentes de tránsito. A estos males su suman los extorsionadores cuidacoches.

Asimismo la infinidad de veredas rotas y casas en ruinas dan un aspecto de abandono a la ciudad y una falta de autoridad. Al costado del edificio de la Ande sobre Boggiani, se puede ver una vereda en “trozos” con basura y hasta con gatos muertos tirados en ella. No es el único caso, en Humaitá casi 15 de Agosto hay otra vereda rota, así como en otra parte de la ciudad. La dejadez se completa con el centro histórico convertido en un campo de refugiados.

Obras en pavimento

La Municipalidad de Asunción realiza obras a través de la constructora Los Trigales SA en la Avda. Santísima Trinidad. Se pretende encauzar el tráfico, cerrando el cordón y paseo central del citado camino para evitar el giro a la izquierda, desde la avenida Salvador del Mundo hacia la avenida Aviadores del Chaco. Asimismo, se coloca hormigón hidráulico en la intersección de las avenidas San Martín y Molas López, con la constructora Los Trigales.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD