Atractivo programa habrá antes de la beatificación

Festival, testimonios y proyecciones de audiovisuales formarán parte de la histórica misa de beatificación de Chiquitunga el próximo sábado. Los portones del estadio de Cerro Porteño se abrirán a las 13:00 y a partir de las 14:00 comenzará la animación artística. En tanto, a las 16:30 se iniciará la eucaristía que presidirá el cardenal Angelo Amato, enviado del Papa.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/47KMVXXW2NGWTOPN4RQD24FXOI.jpg

Los trabajos de montaje del retablo y el presbiterio, así como del altar donde se celebrará la misa de beatificación de Chiquitunga están llegando a su etapa final. Hoy se procederá a ajustar los detalles y a partir de esta noche se realizará la prueba de iluminación para luego enfocarse en los últimos retoques, detalló el artista plástico Koki Ruiz.

Para el histórico acontecimiento de beatificación, que se realizará en el estadio de Cerro Porteño y alrededores, se espera la presencia de 40.000 fieles, dijo en contacto con ABC Cardinal, el padre Óscar González, coordinador general del evento de beatificación de “Chiquitunga”.

El sector sur estará clausurado para la disposición del público, porque el escenario y retablo estarán hacia ese sector. Todos los portones estarán abiertos al público en general a las 13:00 y el acceso será por orden de llegada, libre y gratuito. El sector platea, que da hacia la calle Parapití, estará destinado exclusivamente al ingreso de las personas con discapacidad. En tanto, el público en general podrá acceder por los sectores de preferencia y gradería norte. No se permitirá el acceso de termos de mate ni de tereré. Los devotos tampoco podrán ingresar con atuendo alusivos a clubes deportivos ni políticos, respetando la solemnidad del evento, enfatizó el coordinador de logística Marcelo Lezcano.

PUBLICIDAD

Agregó que a partir de las 9:00 del sábado se restringirá el tránsito vehicular en las inmediaciones del estadio.

Desde Israel 

Las carmelitas del monasterio del Monte Carmelo, de Haifa, Israel, exteriorizaron su alegría por la beatificación de Chiquitunga. En una carta remitida a sus pares señalan “nos alegramos con ustedes, con la Iglesia que está en Paraguay y con todo este pueblo fiel que durante casi 60 años después de la muerte de hermana María Felicia, supieron mantener vivo su recuerdo e imitar sus virtudes a través de la intercesión constante”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD