Cada vez más gente vuelve a la bicicleta

Aunque todavía es un fenómeno incipiente, hay cada vez más gente que se desplaza por las calles de Asunción en bicicleta. El número de personas que ha elegido este medio de transporte para llegar a sus destinos rutinarios crece, con la conciencia de que es saludable, económico y limpio.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/PPCW4MIR5RBJXPAWO6SUNDJVAQ.jpg

El ciclismo es democrático, ya que no es difícil acceder a una bicicleta, cualquiera sea la edad o clase social. Apenas requiere un gasto inicial y de mantenimiento.

En términos de economía, utilizar la bici para desplazarse dentro de la ciudad constituye una excelente opción. Se evitan los costos abusivos del transporte público –teniendo en cuenta el pésimo servicio que presta– y el alto precio del combustible. Además, no se pagan impuestos.

La utilización periódica de la bici también genera una serie de beneficios al organismo, que van desde el control de peso al bienestar general.

Si bien son muchos los beneficios, utilizar la bicicleta como medio de transporte suena bastante arriesgado. Por eso es oportuno conocer las reglas de tránsito y practicarlas. El principal inconveniente de los ciclistas es la relación con los automovilistas en las calles, ya que por lo general estos últimos no los respetan.

El reglamento de tránsito de Asunción tiene un capítulo dedicado a las bicicletas, pero la convivencia de estas con los automóviles en las calles todavía es un tema complicado.

El aumento de ciclistas en la ciudad podría ser consecuencia también del auge de las competencias de ecoaventura. Para mantener el trainning, los participantes se trasladan en bici a sus destinos de rutina. De esta forma marcan presencia en las calles, contagiando la onda “bicicletera”.

Los ciclistas también ejercen presión para que la ciudad les de más facilidades. El año pasado se realizaron tres ediciones de la “masa crítica”, un paseo ciclístico masivo que busca, mediante la presión social, que existan bicisendas... y respeto.

ggonzalez@abc.com.py