Chipa de almidón es la preferida a lo largo de este largo feriado

La chipa es un producto que tiene salida todo el año, sin embargo, en Semana Santa la producción aumenta por la alta demanda. Solo en una de las chiperías del Mercado 4 se comercializaron 12 mil chipas desde el domingo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SNSFJ3ZHM5HRZESYURE4RKPDQE.jpg

La preparación de la chipa, aunque hoy día en muchas casas se limitan a un delivery o encargo a las chiperías, siempre fue una práctica obligada con un ritual que empezaba varias semanas antes con la búsqueda de los ingredientes o su acopio en las mismas casas.

Para las familias que ya prefieren comprarlas hechas, el punto más concurrido es el Mercado 4. Las canastas de chipa se vacían al minuto en la chipería Kalí, ubicada en la mencionada zona comercial. La gente viene a llevar por docenas en esta Semana Santa. La más grande con forma de argolla cuesta 6.000 y las más pequeñas están a G. 2.500. Las bandejas de sopa paraguaya y chipa guasu también tienen mucha salida en esta fecha, comentó Edith Cuquejo, una de las propietarias de la mencionada empresa.

“La producción no para y estamos a full desde el domingo. Las chipas argolla y con forma de paloma son las más solicitadas. Los hornos están a full. Hasta el jueves (por hoy) vamos con una producción de 12.000 chipas”, comentó.

PUBLICIDAD

Agregó que si refresca y llueve en estos días las ventas subirán aun más, porque así la chipa “estira más”.

Otra chipería tradicional en el Mercado 4 es “Hijas de Feliciana de Fariña”, que este año preparan 15.000 kilos desde el domingo pasado hasta hoy. “Unas 40 personas están trabajando en la producción actualmente”, señaló Andresa Fariña, una de las propietarias.

Con menos calorías 

Nutricionistas del Hospital de Clínicas recomendaron no exagerar con la sal a la hora de hacer las chipas, además de utilizar leche descremada y reemplazar el huevo entero por las claras y la grasa animal por la vegetal. Las personas con diabetes deben cuidarse con las porciones.

Estas sugerencias surgen, ya que en cada Semana Santa se observa un incremento de pacientes descompensados debido al consumo excesivo de alimentos ricos en grasa y con alto contenido de sal.

La indicación va principalmente para los hipertensos, que deben evitar ingerir alimentos con condimentación abundante. 

Cabe resaltar que el consumo excesivo de alimentos con alto contenido de grasas saturadas contribuye al desarrollo de la hipertensión y la ocurrencia de problemas cardiovasculares, principalmente en pacientes obesos, diabéticos, con tensión arterial o que hayan sufrido un evento cardiovascular. Mientras que el exceso de sal produce hipertensión, principal causa de derrames, infartos y fallas cardiacas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD