Despilfarro en alquileres para oficinas del MEC

Mientras muchas necesidades en el ámbito de la educación quedan sin resolverse, el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) es una de las instituciones estatales que más desembolsan en concepto de alquiler. En el 2013, la cartera estatal gastó alrededor de US$ 3 millones.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/TCAZTFPJLNCCLPEKZ53EGTH5KY.jpg

En el 2012, el Ministerio de Hacienda informó que al año se gastan 7 millones de dólares en alquileres de oficinas para el MEC. Este monto bajó a US$ 3 millones en el 2013.

Como no existe control de los alquileres, hay varias sospechas de negociados. Por ejemplo, en el 2011, el MEC alquiló la propiedad denominada “Casona del Bicentenario”, propiedad de la familia Cáceres Brun, para sede del Viceministerio de Culto.

Luis Cáceres Brun fue viceministro de Culto durante la administración de Horacio Galeano Perrone. Durante el gobierno de Fernando Lugo actuó también como viceministro de Educación para el Desarrollo.

PUBLICIDAD

Además del derroche de dinero en el alquiler de oficinas, la distribución de sus oficinas dificulta un trabajo coordinado entre las dependencias y la prestación de un servicio eficaz a la ciudadanía.

El ciudadano que acude a realizar una gestión al MEC, por lo general, debe “pasearse” buscando oficinas en dos o tres edificios.

La actual ministra de Educación, Marta Lafuente, indicó que el Ministerio de Educación necesita reducir sus dependencias y concentrarlas en un edificio único.

El 23 de diciembre del año 2009, bajo la administración de Luis Alberto Riart, el MEC compró por G. 14.045.123.400 el edificio Excelsior, ubicado sobre la calle 15 de Agosto, con salidas sobre Benjamín Constant y Presidente Franco.

El edificio, adquirido supuestamente para poner fin al derroche de recursos en concepto de alquileres, continúa abandonado.

Riart fue imputado recientemente por la compra de este inmueble.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD