El fervor y la tradición de la Semana Santa paraguaya

Las celebraciones de la Semana Santa paraguaya siguen manteniendo su esencia de religiosidad y tradición. Miles de fieles acudieron a las iglesias de todo el país para participar de las principales actividades litúrgicas desde el Jueves Santo hasta llegar a la Vigilia Pascual en espera de la Resurrección. Los estacioneros también se destacaron con su arte musical. En las casas tampoco faltó la chipa según las más variadas recetas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/GEUT4UK3EZAWNJ2LKMACD47BUQ.jpg

Aunque ya dista mucho de aquellos días en que ni una mosca debía volar, la Semana Santa sigue siendo una de las principales celebraciones religiosas de nuestro país.

La feligresía católica demostró su fe de las más variadas formas, participando de las misas, representaciones de la pasión y muerte, visitando las siete iglesias en bicicleta, escalando cerros o visitando a familiares en el interior.

Los jóvenes fueron los grandes protagonistas de estas celebraciones con la escenificación de vía crucis viviente en numerosas parroquias, cada vez mejor organizadas, con dedicación y muchos fervor.

PUBLICIDAD

Los estacioneros se consolidan, especialmente en Ñemby, donde despiertan gran admiración y fervor en estos días santos. Cada vez son más los niños y jóvenes que se suman a los grupos para aprender el canto lastimero que se transmite de generación en generación.

La visita a los damnificados por parte del arzobispo de Asunción, Edmundo Valenzuela, junto con obispos y religiosos también pusieron un tono diferente este año. Las bicicletas fueron muy utilizadas para el recorrido de las siete iglesias y los teléfonos celulares no pararon de captar fotos y vídeos.

La elaboración de la chipa, empezando por los ingredientes y el amasado, también pasó directamente del tatakua a las redes sociales.

Anoche, como corolario de la liturgia, la Iglesia proclamó la resurrección de Jesús.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD