Escultura sin concurso ni aprobación

A las casillas-adefesio de Av. Quinta, los altos gastos de dudosa justificación y los indicios de corrupción en las obras de “hermoseamiento” de Mario Ferreiro en Barrio Obrero, se suma el repentino montaje de un rústico monumento de criticado valor artístico en el Paseo Caballero, un proyecto más del ahora exdirector de Planeamiento Urbano, Antonio Coscia. La obra costó G. 63 millones, se hizo sin concurso y no cuenta con la exigida aprobación de la Junta Municipal.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XFKD33IGWFFBFLGY72JBHKHONU.jpg
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD