Exigen una ley que regule el trabajo sexual autónomo

En la búsqueda del reconocimiento de sus derechos, visualización y dignidad, las mujeres trabajadoras sexuales de Unes realizaron varias actividades para repudiar la violencia recibida por parte de la Policía Nacional y los profesionales de blanco.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/BQYV24Y7GFD2BBHVVTAFSYXY3A.jpg

Ayer, en el marco de la conmemoración del “Día Internacional de las Mujeres Trabajadoras Sexuales”, que se recordó el pasado domingo, la asociación “Unidas en la esperanza” (Unes) realizó primeramente una conferencia de prensa en la plaza del Panteón de los Héroes. Luego caminaron hasta la Plaza Uruguaya, donde se acercaron a las personas con un telón para que pudieran expresar en la tela, con pinceles de colores, sus opiniones acerca de lo que piensan sobre el trabajo sexual, y así recabar datos que ayuden a las mujeres.

“Estamos elaborando un proyecto de ley que reconozca el trabajo sexual autónomo como un trabajo digno, que contemple el goce pleno de nuestros derechos humanos, acceder al seguro de salud, beneficios sociales y jubilación. Porque si no se reconoce el trabajo sexual, vamos a trabajar siempre en la clandestinidad, y queremos ser visibles ante la sociedad que se niega abrir los ojos ante este trabajo que toda la vida existió, pero que no quieren reconocerlo como un trabajo digno”, manifestó la vicepresidente de la asociación Unes, Buenaventura Cabañas.

También expresó que a partir de la mayoría de edad ya las mujeres son independientes de elegir la opción, por ejemplo, en qué quieren trabajar. “Esta es la opción nuestra, que nosotras elegimos y queremos que el Estado reconozca el trabajo sexual, por eso apuntamos hacia una ley del trabajo sexual.

Somos muy discriminadas, maltratadas, violentadas, recibimos constantemente violencia y abuso de autoridad de parte de la Policía Nacional, y discriminación y malos tratos de parte de los profesionales de blanco. Creemos que si existe una ley de trabajo sexual también podemos luchar contra la trata de personas y evitar los abusos sexuales infantiles”, indicó.

PUBLICIDAD

Sobre el anteproyecto de ley está trabajando la abogada María Luisa Otazú, quien viene impulsando esta iniciativa.

Unes también integra la RedTraSex (mujeres trabajadoras sexuales de Latinoamérica y el Caribe), integrada por 15 países, desde la cual vienen organizando el mencionado proyecto de ley.

Unidas por la Esperanza está integrada por 260 mujeres y están en seis regiones sanitarias del Paraguay: Alto Paraná, Amambay, Asunción, Central, Coronel Oviedo, Caaguazú e Itapúa.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD