Formar a la nueva generación de conductores que saldrá a las calles

Para acabar con el caos y la inseguridad en las rutas, es esencial formar a los jóvenes del último año de los colegios en materia vial. Ellos se constituirán en la próxima generación de conductores que saldrá a las calles, dice Rasheed Antia, especialista en ingeniería automotriz y empresario nacido en la India que desde hace 13 años reside Paraguay. Afirma que la educación vial logrará reducir la cantidad de accidentes, que atribuye a dos factores: error humano –proveniente de la ignorancia o negligencia– y el mal estado de los vehículos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/GRJAZNDMXNE33JL2I4QAXN2ZTI.jpg

Luego de realizar la carrera de ingeniería de automóviles en la India, cuando tenía apenas 21 años, Rasheed Antia se trasladó a los Estados Unidos, donde siguió perfeccionando sus estudios en la carrera automotriz en la Pittsburg State University en Kansas.

Se le cruzó en el camino una paraguaya, con quien actualmente está casado, y en vez de regresar a su país optó por radicarse en el Paraguay.

Junto con el neozelandés Peter Austin, jubilado con más de 35 años de experiencia en el rubro automotriz –y quien desde hace un año vive en Paraguay–, ahora decidió crear una firma de consultoría automotriz para capacitar a los conductores, empresarios y usuarios en general, sea cual fuere el vehículo al cual suban.

PUBLICIDAD

Rasheed Antia sostiene que para combatir el caos y el desorden vehicular existentes en nuestro país se debe capacitar y preparar a los choferes de los vehículos particulares, a los choferes de camiones, a los propietarios y a motociclistas.

Esta es la actividad que pretende desarrollar desde la consultora Star Trade & Consulting SA - Motorman y ha diseñado diversas modalidades de cursos de formación y capacitación que apuntan a los alumnos de último año de los colegios. “Ellos son la próxima generación de conductores que saldrá a las calles. Nuestro énfasis está en inculcarles las actitudes correctas y deseables en la gente que maneja a diario en las calles. Queremos que sean conductores responsables, que entiendan cuáles son sus obligaciones, derechos, cómo respetar a los demás en la vía pública. El objetivo final es bajar el nivel de mortalidad y lesiones que ocurren a diario en nuestras calles”.

A su criterio, la educación es un punto clave para ordenar el caótico tránsito capitalino. “Creo que la mayoría de las muertes que ocurren en las calles son por motivos completamente evitables. Podemos discernir claramente que hay dos clases de accidentes en nuestras calles. La primera causa es el error humano, que se puede describir como ignorancia o negligencia, completa desconsideración hacia el prójimo usuario de la calle, y la otra causa es el mal estado de los vehículos”.

El profesional sostiene, por experiencia, que el estado en que se encuentra la flota que circula por nuestras calles es “lamentable” y la mayoría de los vehículos no están en condiciones mínimas para circular. “En este país no existe una cultura de manutención del vehículo. Eso ocurre porque no hay ninguna agencia que impulse o que implemente que el vehículo esté en buenas condiciones para circular”.

Por eso –menciona–, la inspección técnica vehicular (ITV) es algo altamente beneficioso y absolutamente necesario para el país. A su criterio, el ITV va a obligar a los propietarios de vehículos a mantenerlos en estado seguro, tanto para los ocupantes como para los terceros que utilizan las calles. “Tal vez no sea de crítica importancia que el vehículo alce a un pasajero en un punto A y lo lleve hasta un punto B. Pero sí es de vital importancia que no falle sus frenos, que funcionen sus luces de emergencia o que tenga visibilidad alrededor, o que los espejos retrovisores sirvan”.

Antia afirma que busca alianzas con instituciones, organizaciones y empresas privadas para beneficio de la sociedad, pues hasta el momento todo lo que han realizado lo han hecho a través del sector privado. “Capacitamos a baja escala, al personal de empresas a las que atendemos. Estamos intentando lanzar la iniciativa de capacitación para los últimos años de los colegios, pero hay una gran falta de motivación para el proyecto. Todos manifiestan empatía con las causas y todos hablan de las muertes que ocurren a diario, pero falta que la sociedad, que los padres, empiecen a pensar en serio en esto y buscar una solución”.

Conductores de buses

El profesional destacó que no han podido trabajar aún con los conductores de ómnibus, pero lo considera necesario. “Vemos que los choferes de ómnibus son absolutamente una locura en la calle y son causantes de gran parte de los accidentes. El descontrol, en su mayoría, no es un secreto, sino es abierto y todo el mundo lo puede ver. Somos testigos a diario. No existen paradas establecidas o no se respetan, los buses paran cada 50 metros”.

A su criterio, en esta ciudad no hay estructura alguna de disciplina, entonces no es sorprendente el caos.

“Los expertos en automotriz somos como los médicos clínicos y nos especializamos en la manutención integral de los vehículos para que funcionen en un estado seguro y confiable para la sociedad”, concluye.

Datos claves

Cada año mueren 1.000 compatriotas y 12.000 quedan lesionados a raíz de los accidentes de tránsito, según datos del Ministerio de Salud Pública.

El 70% de las víctimas de los accidentes son jóvenes de entre 15 y 39 años de edad.

En el 2009 hubo 47 muertos por H1N1 contra 1.024 en siniestros viales.

En el 2010 hubo 15 muertos por dengue contra 1.124 en accidentes.

En Asunción y área metropolitana solo 2.500, de un total de 5.000 choferes, pasó por la capacitación obligatoria que lleva a cabo la Setama.

pgomez@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD