Insensatez de la Comuna arriesga a usuarios en calamitosa parada

Cada 60 minutos pasan más de 100 buses (en horas pico aumenta) por la estrecha parada de la Avda. Mcal. López y San Roque González. El sitio es un peligro por falta de mantenimiento.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RE4EKGAO6NB4ZG4TJEZTEQINXM.jpg

El mal estado de las vías ahora se traslada a las paradas de buses, que como casi todas las obras públicas, no son proyectadas a largo plazo y carecen de mantenimiento. Un claro ejemplo es la dársena para ascenso y descenso de pasajeros construida en plena Avda. Mcal. López y San Roque González de Santacruz.

La vía de la parada tiene poco más de 3 metros, lo que obliga a los choferes a maniobrar con mucho cuidado para que las ruedas no toquen los cordones y dañen las cubiertas, situación muy corriente por lo que se puede apreciar en el sitio. La carpeta asfáltica del desvío se encuentra en estado lamentable, con profundos baches y peligrosas deformaciones. “Pedimos que la municipalidad cierre este lugar para hacer de cemento la vía y de paso ensancharla, pues fue construida para el ingreso de buses medianos o pequeños y no los grandes que circulan ahora”, dijo José González, chofer de la Línea 12. Lamentó la falta de mantenimiento por parte de la comuna, administrada por Mario Ferreiro.

Cuando se le consultó al trabajador del volante por qué su empresa no exige a la Intendencia el arreglo de la parada y el ensanchamiento, señaló que posiblemente los dueños no saben de este problema. “Nadie quiere ir con quejas al patrón”, dijo.

PUBLICIDAD

Un pasajero, que se identificó como Alfonso Pereira, señaló que por ser “muy apretado” el espacio para que ingresen los colectivos y por estar con cráteres, el viaje se vuelve peligroso en este paso.

“Acá en horas pico las carreras de colectivos son el pan de cada día. Ingresan a toda velocidad y aceleran sin pensar y a causa de los baches los pasajeros sufren golpes. Ni que decir cuando por el apuro los choferes agarran el cordón y hacen volar a los usuarios sentados de la parte trasera, varios terminan golpeados”, dijo.

En la tarde de ayer intentamos sin éxito conocer la versión del Ing. Samuel González, director de Obras de la Comuna capitalina. El funcionario no atendió su teléfono celular (Claro, terminación 188).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD