Molestoso asfalto derruido

La capa asfáltica de la calle Cerro Corá, entre Iturbe y Yegros del microcentro de Asunción, está totalmente destruida. Solo quedaron restos de pedregullos, que ponen en peligro a los peatones porque los neumáticos de los vehículos los arrojan a cualquier lado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5KJ4OWYLWJDKLPJBPBZDCG4LPY.jpg

A esto se suma el problema del polvo que inunda los negocios y a las personas que esperan alguna unidad de una veintena de líneas de transporte público que circulan por la arteria. Los vehículos generan una gran cantidad de polvo como si fuera una zona rural.

Las lluvias, las pérdidas de agua potable y las aguas servidas son las principales destructoras de la capa asfáltica.

Los nuevos recapados que hace la Municipalidad de Asunción no duran mucho tiempo. 

PUBLICIDAD

Si bien la Comuna tiene una dirección que se encarga de las aguas negras arrojadas a la calle, los juzgados de faltas no aplican las sanciones de rigor para erradicar. 

Tampoco la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) soluciona el eterno problema de los caños rotos. Los técnicos creen que solo empleando tubos de hierro dúctil (más caro que el PVC) se podrán evitar las roturas de las caños.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD