Niña indígena padece deshidratación

Una denuncia sobre supuesta agresión a una niña indígena de la parcialidad Ava Guaraní por parte de paramilitares brasileños recorrió las redes sociales ayer. Sin embargo, desde la Fiscalía desmintieron la versión y aclararon el hecho.

A través de la red social Facebook se hizo viral una queja sobre que una niña de 2 años, de la comunidad Takuara’i (Canindeyú), fue brutalmente agredida por capataces de brasileños que están en tierras que los nativos dicen son suyas (ancestrales). Se dijo que la pequeña fue internada en la Unidad de Terapia Intensiva del Instituto de Medicina Tropical (ex-Lacimet), sin embargo, la fiscala Monalisa Muñoz desmintió tal cosa.

Dijo que la menor sí fue internada en el establecimiento sanitario, pero debido a un cuadro de deshidratación. Según relató, la niña estaba con sus padres en la plaza de Armas de Asunción y debido al calor sufrió una severa deshidratación. La fiscala señaló que tomaron intervención debido a que el padre quería sacarla del hospital sin que reciba el alta médica.

En otro momento, la agente expuso que los médicos descartaron que la infante tuviese rastros de violencia. Había sido derivada del hospital Barrio Obrero al Instituto de Medicina Tropical para una mejor atención.

PUBLICIDAD

Por su parte, el Ministerio de Salud confirmó a través de su cuenta de Twitter que la pequeña no sufrió golpes y que pasaría a sala común.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD