Nuevos modelos de constitución familiar

La investigación iniciada por Patricio Dobrée rescata aspectos tales como que “las personas tienen distintas maneras de organizar sus vínculos familiares, que cuestionan el “ideal” fundamentado en la imagen del matrimonio heterosexual monogámico, donde el papá trabaja y concentra el poder, mientras que la esposa-madre cuida a los hijos y las hijas en la casa. Esta imagen, aunque se encuentre muy difundida, contrasta con lo que la gente realmente hace”.

Las alianzas que dan origen a una familia, además de ser muy complejas, implican igualmente varios tipos de arreglos. Fenómenos sociales interrelacionados y en constante crecimiento -como el deseo de tener una vida propia más allá del grupo de referencia- la mayor autonomía social y económica de las mujeres o el aumento de las separaciones o divorcios son causa de nuevos modos de organización familiar. Son frecuentes los casos de mujeres solas que deciden tener descendencia sin unirse con el padre biológico, formando una familia monoparental donde no hay alianzas, explica Dobrée.

Ensambladas

Otro caso es el de las familias que viven en hogares “ensamblados” o “reconstituidos” formados por parejas que ya cuentan con hijos e hijas de uniones anteriores y que, además, pueden tener hijos e hijas compartidos, y presentan una trama tejida a partir de múltiples relaciones con formas diversas de resolver los derechos y responsabilidades que conllevan.

PUBLICIDAD

Detalla el investigador que están aquellas familias formadas por parejas o personas solas que deciden adoptar un hijo o una hija. En estos casos la consanguinidad es irrelevante y la noción de grupo familiar se sustenta en un compromiso asumido socialmente con relación a la persona adoptada.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD