Paciente con trasplante de corazón pasó a sala común

A ocho días de recibir un corazón, Alberto López se encuentra en sala común del Hospital San Jorge. Está reaccionando favorablemente a los medicamentos. En seis días recibiría el alta, según el Dr. Marcos Melgarejo, director del nosocomio y uno de los ocho médicos que practicó la cirugía.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/53IGF45XORHY3FDQ47LOJ4P7HU.jpg

Ya se encuentra instalado en una de las salas comunes del Hospital San Jorge de nuestra capital Alberto López (44), quien hace nueve días fue sometido a un trasplante de corazón. Recibió el corazón de un joven de unos 28 años, quien había fallecido en accidente de tránsito.

El doctor Marcos Melgarejo, director del nosocomio y uno de los ocho médicos que practicó la cirugía, señaló a nuestro diario que los últimos estudios hechos ayer señalan “que el corazón está funcionando perfectamente”, por lo que en cinco o siete días ya le darían el alta médica. “Él está evolucionando muy favorablemente. Salió de terapia intensiva. Está en una sala común cumpliendo con todos los protocolos de recuperación, haciendo fisioterapia y tomando medicamentos antirrechazos”, explicó el médico.

López se levantó de la cama para posar ante nuestro reportero gráfico junto con los médicos. Saludó con el dedo pulgar arriba. En unos días más podría estar concediendo entrevistas.

PUBLICIDAD

Una cirugía como esta tiene un costo de G. 200 millones a 250 millones. Al paciente no le costó absolutamente nada. Solo incurre en gastos de medicamentos e insumos cuando el hospital no tiene. El paciente debe tomar de por vida el medicamento antirrechazo, cuyo costo está entre G. 6.000.000 y G. 7.000.000 al mes, según el Dr. Melgarejo.

Esta es la primera operación de este tipo en el año, y la tercera que se hace en el hospital. Las dos anteriores fueron en 2016. Esos otros dos pacientes siguen con el tratamiento. “Suelen venir al hospital por algunas afecciones respiratorias para recibir asistencia, pero evolucionan muy favorablemente”, contó Melgarejo.

La cirugía duró 4 horas y media, pero el procedimiento unas diez horas en total, sumando la extracción, traslado y el acondicionamiento del paciente, añadió.

Trabajaron 20 personas en la sala, de los cuales ocho fueron médicos y el resto entre instrumentalistas, enfermeros, trabajadora social, mencionó.

El médico destacó la importancia de la donación de órganos. Si no hubiera sido por eso, Alberto seguiría padeciendo de la enfermedad. Recomendó cuidar la alimentación, practicar deportes, no fumar, para prevenir enfermedades del corazón.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD