Parientes de internados en terapia compran insumos todos los días

Parientes de pacientes internados en terapia intensiva del Hospital de Trauma están conformes con la atención, sin embargo el gasto diario representa un gran problema para muchas familias de escasos recursos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UGPVM5NVZZAEJOXVR6UZHEHCUM.jpg

Los familiares de pacientes graves, en terapia intensiva, deben proveer todos los días pañales, algodón, guantes, alcohol en gel, yodo, vitaminas, calcio, antibióticos, anticoagulantes, entre otros, con un gasto promedio de G. 150.000 por día, indicaron las personas consultadas.

Luz Muñoz subrayó que la atención es buena, pero que la falta de insumos golpea fuerte a las familias de escasos recursos, incluso a las de clase trabajadora.

“En el albergue solo puede quedar un pariente del paciente en terapia intensiva, y allí hay un teléfono que utilizan los doctores para solicitar los insumos diarios que precisa cada internado. Todos los días tenemos que estar pendientes del teléfono. En terapia intermedia no nos permiten dormir, apenas una butaca podemos meter y uno tiene que quedarse adentro porque siempre piden medicamentos o insumos. Eso es muy incómodo porque necesitamos descansar para seguir batallando todos los días por nuestra gente”, dijo.

PUBLICIDAD

Ignacio Gaona Moreno está hace dos meses en el Hospital de Trauma, debido a que unos motochorros le dispararon. “Estoy agradecido porque me permiten quedar aquí para recibir mi fisioterapia y estoy en espera del platino que solicité a la Diben”, dijo. Gaona es del interior del país, está solo, sin parientes y sin dinero.

Otras personas consultadas también expresaron estar muy agradecidas por la atención, y que el único inconveniente es la falta de medicamentos, antibióticos y prótesis que deben solicitar a otras instituciones.

La mayoría de los ciudadanos que están pasando por situaciones extremas de salud consideran que en los hospitales les están haciendo un gran favor al atenderlos, por ello minimizan todo tipo de inconvenientes, contratiempos o falencias porque no dimensionan que el acceso a la salud pública es un derecho del ciudadano y una obligación del Estado.

Actualmente en el albergue del Hospital de Trauma conviven unas 30 personas, provenientes de distintos puntos del país. Las mismas se encargan de la limpieza del lugar y están pendientes de los pedidos de insumos para la atención que reciben sus parientes internados.

Una vez que la guardia del hospital se percató de nuestra presencia en el sector del albergue, nos prohibieron seguir conversando con los familiares de los internados, y nos exigieron abandonar el recinto público.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD