Plantas aéreas apeligran fachada de la Catedral

La fachada de Catedral Metropolitana, uno de los edificios emblemáticos de la capital del país, se encuentra abandonada. Vigorosos arbustos crecen entre la mampostería. El MOPC no responde al pedido de refacción.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/S5MBLFOXXFDPNN6HZWBUR76PHY.jpg

El párroco de la Catedral Metropolitana, presbítero Óscar González, explicó que la Iglesia remitió el año pasado el pedido de refacción tanto a la Secretaría Nacional de Cultura como al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, y hasta ahora no han recibido respuesta.

El edificio es patrimonio histórico nacional, y como tal, el Estado está encargado de su mantención.

El sacerdote indicó que ambas entidades respondieron interesadas en los trabajos, pero no se avanzó. Comentó que últimamente convocó a los alumnos de Arquitectura de las universidades Católica y Nacional, para elaborar un proyecto y presentarlo a la instancia correspondiente para acelerar la refacción. “Así hicimos en Lambaré y se agilizó el trabajo”, apuntó.

Aclaró que cada año el MOPC, para algunos acontecimientos como 14 de mayo o fiesta de la Virgen de la Asunción, envía al personal de refacción y se hacen pequeños trabajos. Sin embargo, se debe mejorar el aporte para que se realice un trabajo permanente.

El año pasado se cortaron las plantas aéreas que crecen entre las paredes y los campanarios, pero –según le comentaron– se necesita un producto químico que se inyecta al vegetal y seca hasta la raíz, pero no consiguieron los fondos.

Por otra parte, informó que actualmente se trabaja en la instalación acondicionadores de aire en el interior del templo. En marzo se habilitaría esta mejora. También se trabaja en la eliminación de los criaderos de murciélagos que despiden un olor desagradable por encima del cielo raso. El moho y la humedad han deteriorado la pintura, presentando el templo como un edificio abandonado.

González anunció que urgirán el pedido de refacción de manera que el edificio esté restaurado para cuando se produzca la visita del papa Francisco al Paraguay, programada para julio.

Histórico edificio data de la época de Carlos A. López

La construcción de la Catedral Metropolitana de Asunción fue ordenada por el presidente Carlos Antonio López, en el mismo lugar de la antigua que había hecho derribar. La obra fue ejecutada por el maestro constructor Pascual Urdapilleta con la participación de los maestros paraguayos Patricio Aquino, Ambrosio Torres y Tomás Vergés.

El edificio casi listo se bendijo en octubre de 1845, pero concluyó años más tarde. Consta de tres naves separadas por tres filas de arcos y un altar sobrio, compuesto por un retablo de ocho nichos que albergan a San Blas, patrono del Paraguay, y a la Virgen de la Asunción, patrona de la capital. Su planta es de forma rectangular y su fachada de estilo aproximado al clasicismo italianizante. Mide 80 metros de largo y 32 de ancho.

El techo de dos aguas se sostiene por fornidas columnas que rodean el templo y forman amplios corredores. Un reloj en el frontis y dos veletas sobre los campanarios completan los detalles técnicos ornamentales del recinto sagrado.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD