Plazas “dejaron” de ser públicas a causa de ocupaciones constantes

Las plazas del microcentro asunceno están abandonadas por autoridades y son posada constante para indígenas. La basura y el descuido las convierten en criaderos de mosquitos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HFPO7E77ZFFLZDBMB2FDMLHLBM.jpg

Tanto la Plaza Uruguaya como las situadas frente al Congreso Nacional están en estado de abandono, con basura, estructuras rotas y pasto raleado. La Municipalidad de Asunción permite que sean ocupadas por indígenas, quienes llegan para hacer reclamos, pero destrozan los espacios públicos.

Los ocupantes generan una gran cantidad de basura y potenciales criaderos de mosquitos. Pese a la colocación de rejas en la Plaza Uruguaya y a los millonarios arreglos en la Plaza de Armas, el intendente asunceno Mario Ferreiro decidió dejar entrar a los grupos nativos.

Hasta la semana pasada estuvo el grupo liderado por el clan Domínguez, que reclamaba la compra de unas 1.400 hectáreas para familias del departamento de Caaguazú. Sin embargo, días después llegaron otros grupos.

PUBLICIDAD

Ramón Benítez, líder Ava Guarani, comentó que vienen de Alto Paraná y lo que piden es la construcción de una escuela para los niños. “No tienen escuela, no tienen salud y ya perdieron tres años escolares”, comentó ayer en la Plaza Uruguaya, en donde están apostados desde hace unos días. Anunció que hoy a las 6:00 cerrarán calles en la zona. Dijo que los niños toman agua caliente porque no tienen dinero para comprar hielo y que la mayoría tiene problemas gastrointestinales.

Arsenio González, líder Mbya Guarani, está con su comunidad hace ochos días también en la Plaza Uruguaya. Los mismos piden recibir paquetes de víveres. Relató que su hijo tiene una infección en la pierna y necesita ayuda.

Por otra parte, Derlis López, líder de Ava Guarani Chiripa, explicó que su comunidad fue víctima de hechos de violencia por parte de brasileros, quienes expulsaron a sus miembros. Reclaman que el Gobierno les devuelva sus tierras en Tacuara’i, por lo que están hace cuatro meses en las plazas frente al Congreso.

Son en total 480 personas, entre las que se encuentran 214 niños, de acuerdo a los datos. Intentamos hablar con el director municipal de Acción Social, Iván Allende, pero no respondió a nuestras llamadas y mensajes.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD