Sindicalistas montan carpa frente a Essap

Líderes de ocho sindicatos de la Empresa de Servicios del Paraguay (Essap) se instalaron bajo carpa frente a la institución estatal por haber sido desalojados de las oficinas del ente, que venían utilizando mediante un contrato colectivo que habían firmado con administradores anteriores.

Los sindicalistas, cuyos salarios oscilan entre los G. 7 millones y G. 9 millones, dijeron que no saldrán del lugar hasta que la patronal cambie su postura.

Hace un par de semanas los sindicalistas acusaron a las autoridades de la estatal: Carlos Arce, presidente; Enrique Dami y Hugo Coronel (renunció la semana pasada) de cambiar a cuadrilleros de una zona a otra para tapar su inoperancia.

También acusaron a los mandamases de Essap de no obligar a la empresa Proel Ingeniería, representada por Augusto Ortellado, a arreglar la rotura de la nueva aductora de Villarrica el día en que se iba a inaugurar. Los propios funcionarios de la Essap hicieron el trabajo que correspondía a la empresa privada, según Víctor Ocampo, dirigente de uno de los gremios.

PUBLICIDAD

La pelea entre el directorio y los sindicalistas comenzó en mayo cuando la patronal ya había dispuesto montar una sala de lactancia materna en el área que venían utilizando como oficina los sindicatos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD