Una esperanza se asoma al Mburicaó

En un esfuerzo mancomunado, vecinos, militares, empleados de algunas empresas y de la municipalidad, así como otros voluntarios, retiraron ayer toneladas de basura del castigado cauce del legendario arroyo Mburicaó, otrora de cristalinas aguas y motivo de inspiración para músicos y poetas. Anuncian que la tarea es parte de un proceso a largo plazo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD