Una nueva manera de encarar las matemáticas

Un proyecto piloto implementado en 131 escuelas de Cordillera demostró que es posible que niños de cuatro y cinco años pueden aprender álgebra, aritmética y geometría, de una manera divertida. Ayer, la Organización de Estados Iberoamericanos, el Banco Interamericano de Desarrollo, representantes del Gobierno de Japón y del Ministerio de Educación firmaron un convenio para expandir esta experiencia al primer grado del mismo departamento.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/FF57GBLBEFBNJCFJNM6XQQ2VYY.jpg

Este programa, llamado “Tikichuela - Matemáticas en Mi Escuela” llegará ahora a cinco mil alumnos y 400 docentes, gracias al Fondo Japonés contra la Pobreza del BID, que aporta 1.500.000 dólares. El aporte del MEC en especie será de 380.000 dólares y la OEI financiará una campaña de comunicación sobre la importancia de las matemáticas como complemento.

Ernesto Martínez, especialista en Educación del BID, explicó que el programa colabora con el mejoramiento de la calidad de los docentes y los acompaña en el proceso de enseñanza. “La forma de trabajar es flexible, con juegos, con música, lo que estimula a los chicos a participar. Es una forma diferente de compartir contenidos”, explicó.

Hugo Florez, representante del BID, indicó que el piloto realizado con alumnos del preescolar demostró, gracias a las pruebas tomadas a los alumnos, una mejora en la calidad de su aprendizaje de las matemáticas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD