Ñe'ẽmbeweb

La corrupción y el despilfarro siguen campantes en la administración del Estado central, las gobernaciones y los municipios.

*****

Los muchachos y muchachas de la clase política y sus aliados del sector privado continúan llenándose los bolsillos alegremente y a la vista y desgracia de todos.

*****

PUBLICIDAD

No les importan las denuncias, protestas y actos de repudio en general porque se sienten muy protegidos por el podrido esquema de poder que ellos mismos montaron en el país.

*****

Manejan la justicia, dictan leyes a su medida y tienen “loteadas” las dependencias del Estado para ubicar a sus operadores políticos y llevarse el dinero público.

PUBLICIDAD

*****

El dinero que manejan lo consideran propio y lo usan a su antojo para llevárselo a donde quieren, ya sea a sus bolsillos o a los de sus parientes y cómplices. Fondos de cajas chicas y otros desembolsos son dilapidados a discreción.

*****

Un modos operandi de los bandidos que se apoderan de fondos públicos es mediante sobrecostos y comisiones por construcción de obras o compra de productos o servicios. Por culpa de eso hay empresas que hacen mal sus trabajos y no sirven, por ejemplo, escuelas que se caen en poco tiempo de uso.

*****

La única solución a este cáncer del país es que tengamos una justicia que funcione y castigue a los corruptos sacándoles todo lo que han robado y tal como se hace en otros países.

*****

De lo contrario, seguirán exhibiendo ante nuestros ojos sus riquezas malhabidas y algunos que son enviados a la cárcel –muy pocos aún– pronto volverán a sus mansiones para disfrutar del dinero público robado.

*****

En la CBI (Comisión Bicameral de Investigación), que sigue el caso de traición a la patria con la firma del acta entreguista sobre Itaipú, están hablando de que hay causales para reiniciar el juicio político al presidente Abdo.

*****

La amenaza ha generado un mal humor jefe en el Palacio de López y un entusiasmo muy visible en carpas cartistas. La única ventaja que tendría “Marito de su gente” para salvarse de la caída es el rechazo que genera el cartismo en amplios sectores de la sociedad.

*****

Ulises Quintana es un experto en levantar humaredas para tratar de esquivar el proceso por narcotráfico. El “gran líder” del Este que andaba paseándose en una camioneta de Cucho Cabañas y que según la Fiscalía ayudó al presunto narco a recuperar unas millonadas de manos de la Policía, ahora muestra acercamiento al cartismo.

*****

Otra de sus jugadas es ser el eterno candidato a la Intendencia de Ciudad del Este.

*****

Cuentan que en el Ministerio del Interior el Gallo Paloma mantiene intacta la estructura administrativa que dejó el lagarto. La pregunta que hacen es a quién rendirá cuenta$ ahora este equipo de expertos en cuestiones financieras.

*****

¡Cómo cuesta poner gente intachable e íntegra en el Estado! Ahí está el Gallo Paloma siguiendo con la defensa a su amigo y “hermano” “Pato” Melgarejo, a quien rescató del ostracismo político luego de haber estado envuelto en un caso de supuesto pedido de coimas, con un fiscal, en una típica práctica de corrupción.

*****

El caradura mencionado, “brillante canciller” de Wasmosy, como le llamaba Lino Oviedo, dice que la justicia ya lo dejó limpito de toda culpa y que si tuviera apenas una manchita él mismo se apartaría del cargo de asesor en el Ministerio del Interior.

*****

Lo que no dice Melgarejo es que con chicanas logró quedar libre. Y que el fiscal, Gaona, que estaba con él cuando fueron descubiertos, perdió su cargo y no se anima a mostrar su cara por temor el escarnio.

*****

Podredumbre ética y moral. Esta calificación abrevia los largos análisis de por qué funcionarios y políticos paraguayos hoy están en los primeros lugares globales en corrupción y descrédito. El caso Arrom lo explica. Internacionalmente les creen más a él y a compinches que a las instituciones.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD