Atribuyen a “Neneco” veintena de asesinatos con sello de mafia

Una veintena de asesinatos, varios de ellos sin resolver, son atribuidos a una banda criminal encabezada por Vilmar “Neneco” Acosta que durante años actuó con total impunidad en la zona de Ypejhú. Uno de los casos más sonados es el asesinato del periodista Pablo Medina. Todas las pruebas lo incriminan. Ayer se declaró inocente.

Al menos 19 asesinatos, la mayoría cometida con el sello de la mafia del narcotráfico (cuerpos descuartizados, quemados o ejecuciones) son atribuidos al clan criminal encabezado por Vilmar “Neneco” Acosta, en la zona de Ypejhú, distrito de Canindeyú, frontera con el Brasil. La mayoría de los casos quedaron impunes.

Entre los crímenes cometidos está el caso del asesinato por encargo del corresponsal de nuestro diario en Curuguaty, Pablo Medina, hecho ocurrido el 16 de octubre de 2014 en un camino vecinal de Villa Ygatimí.

El periodista fue ejecutado, junto con su acompañante Antonia Almada, cuando retornaba de una cobertura en una comunidad campesina.

PUBLICIDAD

En ese entonces, Acosta se desempeñaba como intendente de la pequeña comunidad de Ypejhú por el Partido Colorado, y estaba molesto por las publicaciones de Medina que lo vinculaban a los ajusticiamientos cometidos en la zona y al tráfico de drogas.

Ayer, “Neneco” Acosta, en una entrevista concedida a Telefuturo y el diario Última Hora, se declaró inocente.

Sin embargo, todas las pruebas recogidas por la Fiscalía lo incriminan en el asesinato. Se confirmó que monitoreó en todo momento el hecho del que se encargaron de materializar su hermano Wilson Acosta Marques, y el hijo de este, Flavio Acosta.

Podría ser condenado a 30 años de prisión. El proceso está en puertas de un juicio oral.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD