Instan a acompañar de cerca a damnificados

CAACUPÉ, Cordillera (Desiré Cabrera, de nuestra redacción regional). El obispo de la diócesis de Caacupé, monseñor Ricardo Valenzuela, exhortó ayer al pueblo paraguayo a demostrar su gran solidaridad y ayudar a las familias afectadas por las inundaciones y las lluvias de los últimos días. Fue durante la tradicional misa dominical en la Basílica de esta ciudad.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/LZZMY6JA4REA3K2VN5TSKFUKHI.jpg

Expresó que hay miles de familias que tuvieron que salir de sus casas anegadas. Varios perdieron sus cultivos y animales domésticos, dejándolos sumidos en la tristeza e impotencia. Esos hermanos hoy requieren de la asistencia del gobierno y de todo el pueblo paraguayo”, señaló.

Añadió que la situación dramática que padecen varias comunidades requerirá de un acompañamiento cercano de todos para que las familias puedan rehacer sus vidas con la recuperación de sus cultivos y de sus animales domésticos.

El obispo también hizo un llamado a las autoridades nacionales, departamentales y municipales, incluyendo a las iglesias locales, a continuar e incrementar las acciones humanitarias que se están realizando.

PUBLICIDAD

La misa se inició con la entrada del pabellón patrio y la entonación del Himno nacional, a días de la recordación de la Independencia de la República. Ayer también se conmemoró el Día del Buen Pastor, Día del Obispo en el Paraguay y Jornada de Oración por las vocaciones.

En ese sentido, el obispo Valenzuela señaló que el buen pastor conoce a sus ovejas, las ama, las cuida y las protege. Pero, el pastor asalariado es un mercenario que solo esta ahí por la paga y no ama a las oveja y al menor peligro huye y deja a las ovejas a merced de los lobos. El demonio como león rugiente anda buscando devorar a los que se pierden.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD