Machetillo y sospechosos

Informes preliminares de la autopsia que se realizó anoche indican que las víctimas fueron asesinadas con disparos de balas de diversos calibres y hasta con heridas de machetillo.

El caso de Hugo Candia fue el más llamativo, ya que encontraron en su cuerpo seis heridas de machetillo, algo inusual en los crímenes del EPP. También otra de las víctimas presenta heridas de arma blanca.

Los asesinos usaron balas calibre 7,62; 5,56 y 9 mm, y los disparos se hicieron a una corta distancia a la altura de la cabeza y oído.

A partir del resultado de la autopsia y de otros elementos que manejan los investigadores surgen los primeros sospechosos que forman parte de un grupo que se desprendió del EPP.

PUBLICIDAD

Está integrado por Rubén Darío López Fernández, alias Loro, su pareja Ladi Sequeira; Alejandro Ramos y su esposa Lourdes Ramírez.

Además, este grupo lo conformarían nuevos soldados que encararon ayer su “prueba de fuego”.

Fernández tiene su casa en Núcleo 6 de Arroyito, en donde ocurrió la tragedia.

Una característica de su accionar es que dispara en la nalga de las víctimas.

Esto se supo tras el asesinato del matrimonio de Robert y Erika Nato, ocurrido en Enero de 2015 en Yby Yaú, Concepción, en el que Fernández fue reconocido como uno de los supuestos autores.

En el caso de la masacre de ayer, la autopsia determinó que tres de las víctimas presentaban impactos de balas en la nalga.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD