Cartes y el Brasil

El candidato colorado Horacio Cartes comenzó a cortejar al Brasil. Considera que estamos siendo “soberbios” con nuestro vecino.

Esto, sin embargo, no debería extrañar absolutamente. Aún más, era de esperar.

Según el líder de Honor Colorado, debemos deponer nuestra “soberbia” de “estar peleados con el Brasil”.

¿Soberbios nosotros los paraguayos? Hasta ahora solo hemos visto algunos firmes y justos reclamos de algunos paraguayos patriotas, políticos y medios ante las expoliaciones que sufre nuestro país por parte del Brasil.

¿Peleados con Brasil? Son las autoridades brasileñas las que mantienen contra el Paraguay una implacable persecución en los organismos internacionales y con frecuencia ordenan rodear nuestras fronteras con sus tropas y tanques en una fea demostración de fuerza.

PUBLICIDAD

Pero el señor Cartes sabe bien todo esto. Lo que está pretendiendo es arreglar su “kuatia ky’a” (mala situación) con nuestros vecinos, donde es considerado un contrabandista de cigarrillos.

Tal vez esta situación no se esté dimensionando como corresponde en nuestro país, pero se me ocurre que si Cartes es electo presidente, estará totalmente a merced del Gobierno brasileño y será un maleable instrumento en sus manos.

Este tema del contrabando figura en el libro relatorio titulado “CPI da Pirataría” (de la Piratería). CPI son las siglas de la “Comisión Parlamentaria de Investigación”, de la Cámara de Diputados del Brasil.

En la parte referente al contrabando de cigarrillos que ingresan a ese país, el mencionado libro, en su página 106, menciona lo siguiente: “TABESA-TABACALERA DEL ESTE-PARAGUAY (Ciudad del Este): fundada en 1994, sus propietarios son de la familia paraguaya Cartes, de la que se destacan Horacio y Sarah, además de un empresario de Andorra, José María Cases Ribalta. La familia Cartes tiene ligazón con el Banco Amambay, de Asunción, que es presidido por Ramón Telmo Cartes, también miembro de la familia. Es considerada la empresa más profesionalizada del Paraguay y sus productos tienen como destino principal las regiones sur y sudeste del Brasil”.

PUBLICIDAD

En la página 112 del mismo libro existe una infografía titulada “Origen del Contrabando”, y en la lista relacionada con el Paraguay figura la tabacalera Tabesa, de Cartes.

Tabesa no es una empresa cualquiera sino una gran mina de oro. Para tener una idea de la importancia de esta fábrica, ubicada en un lugar estratégico como la Triple Frontera, voy a exponer cifras que figuran en un trabajo de investigación realizado por una red internacional de periodistas de investigación (entre ellas Mabel Rehnfeldt, de nuestro diario), y publicado en ABC Color el 30 de junio del 2009. Según dicha publicación, Tabesa es la principal fábrica de cigarrillos del Paraguay, con una moderna planta de 17.000 metros cuadrados, CON UNA CAPACIDAD DE PRODUCCIÓN DE ¡1.500 MILLONES DE CIGARRILLOS POR MES, O 579 CIGARRILLOS POR SEGUNDO!

Digo yo, no los investigadores, ¿a quién le gustaría que le frenen un negocio de este volumen, si como dice la CPI del Brasil el producto ingresa de contrabando en el vecino país, y también en la Argentina, según el mencionado trabajo de investigación?

Algunos directivos de las empresas del Grupo Cartes también fueron investigados en el Brasil por presuntos delitos económicos, según puede leerse en la dirección de internet del Superior Tribunal de Justicia del Brasil.

El vecino país tiene en estos momentos demasiados intereses en el Paraguay, como el tema de la Itaipú, donde fraguaron una deuda espuria monstruosa, de su exclusiva competencia, que le quieren endilgar para su pago al Paraguay, y faltando apenas una década para el 2023, en que Paraguay puede plantear sus reclamos, entre ellos la renegociación del fatídico Anexo C del Tratado de Itaipú.

Además, Paraguay, tradicionalmente sumiso a los intereses del Brasil, de repente se le volvió un hijo macho desobediente, inaceptable en la pretensión imperialista de dominación regional que impulsa Itamaraty.

En este panorama, qué mejor noticia para el Brasil que surja de nuevo en Paraguay un posible gobernante que, a priori, ya expresa su intención de no hacer enojar a nuestros vecinos, y que augura las “buenas relaciones” (vulgo: hacer lo que dice el Brasil) de antaño.

Ante el posible triunfo de Cartes, que es casi seguro por el gran despliegue de dinero que está desparramando a lo largo y ancho de la República, las autoridades brasileñas tienen a mano un resorte poderoso para mantenerlo a raya en caso de que quiera volverse revoltoso: o hacemos la vista gorda y los negocios continúan como hasta ahora, o te portás mal y te cerramos la frontera.

Si esto llegara a ocurrir, tendríamos nuevamente un presidente pelele, que baila al son del samba y el “sertanejo” ejecutados en Planalto e Itamaraty.

Dios nos guarde.

cespedes@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD