El ejemplo de un General

Una pequeña planta comenzó a pisar fuerte cuando promediaba el año 2009. La planta le dio pie a una pequeña industria en un paraje conocido como Santa María, enclavado en el distrito de Gral. Morínigo del sexto departamento de Caazapá. Una pequeña comunidad ubicada entre Villarrica y San Juan Nepomuceno, a unos 210 km de la capital del país.

La planta industrial inicia en aquel año una producción en la que no le daban ni esperanza, salvo algunas organizaciones e instituciones que conocían el sitio y a su gente. En este país es muy común que el paraguayo te diga: para qué te vas a dedicar a esa actividad si será un fracaso, cuando se inicia la cosa ya te indica cómo hacerla y ante el éxito obtenido ya se cree protagonista de esa conquista y la estrella del triunfo.

Los primeros cooperantes de una inversión inicial estimada en unos 330 millones de guaraníes fueron la Gobernación de Caazapá con unos 20 millones, suma destinada al sistema de agua, el acabado buen proyecto 2KR (financiamiento japonés) del MAG (al que no hace mucho un exsenador liberal le dio el tiro de gracia) con unos 240 millones y, en contrapartida, el comité de agricultores aportó, entre la mano de obra y materiales, el monto de unos 70 millones de guaraníes.

Cabe señalar que la entonces GTZ (hoy GIZ) del Gobierno alemán, dedicó su apoyo oficiando de coordinadora interinstitucional, además del aporte del manejo y la técnica de la recuperación de los suelos degradados y la buena conservación de su fertilidad, la capacitación a los productores, la jerarquía de las cadenas de valor y la instauración de un modelo de gestión.

La segunda parte del proyecto industrial fue ejecutada un año después, en el 2010. La buena calidad del  producto precisaba de la instalación de dos secaderos y sus respectivos extractores de aire húmedo. El MAG puso el aporte de 180 millones de guaraníes a través del proyecto conocido como Pronaf y el comité de productores lo que faltaba: 60 millones.

Al escarbar más historia de este grupo de productores nos encontramos que ya en el año 2003 se introdujo el concepto de la cadena productiva de cítricos dentro del marco del Proyecto de Desarrollo Rural de Caazapá (GTZ/MAG) y la difusión del sistema de siembra directa, la implantación de los abonos verdes y la rotación de cultivos ya llevaba los 3 años de vigencia y de la digestión que hacían los productores de esa compañía caazapeña. Los trabajos de la GTZ y del Ing. Agr. Fabio Vega (Deag/MAG) fueron encomiables.

El hito histórico a rescatar y destacar consiste en el funcionamiento de la industria comunitaria del almidón producido en Santa María iniciado por las 21 familias y las 40 personas divididas en 23 varones y las 17 mujeres y esposas de los mismos productores. El comité almidonero de las localidades de Santa María, Loma Rosada y Km 50 ya produce más de 30 Ton./ha de mandioca en más de las 40 hectáreas y procesan una 600 Ton. de mandioca, venden más de 115.000 kg de almidón y obtienen un ingreso bruto de un poco más de 200 millones de guaraníes, más el ingreso por el remanente en afrecho de unos 55.000 kg que quedan como subproducto del almidón.

La cosa no para ahí. En el año 2009 se formaliza el comité de las 17 mujeres para darle vida a la “Chipería Santa María” y se intensifica entre los productores el cultivo del maíz chipá. En el año 2010 se inicia la producción de una excelente chipa en la planta industrial con el salón de ventas en el mismo lugar y hoy las mujeres producen 800 chipas/día con un ingreso diario de 2 millones de G.

¿Por qué las actuales autoridades del MAG no replican estas instancias en vez de regalar pollitos y hacer campañas partidarias que solo sirven para la joda y para la risa?

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.