Ambiente enardecido por pandillas convierte a Chacarita en zona roja

Las tres peleas consecutivas en menos de 20 días entre grupos antagónicos de la Chacarita, que dejaron tres muertos y varios heridos, desató un ambiente enardecido en el populoso barrio, que se encuentra sumido en el dominio de los pandilleros.

Estos, además de disputarse territorios, también luchan por el mercado de tráfico de drogas en la zona baja. Los propios pobladores encubren a los marginales e incluso obstaculizan la intervención policial.La primera gran pelea se registró entre la Nochebuena y la madrugada de Navidad, en la zona paralela a Perú y Artigas, en San Felipe.   

En aquella ocasión, dos grupos rivales que se disputaban el mercado de tráfico de crack se enfrentaron en una batalla campal con todo tipo de armas, como pistolas, puñales, palos y hasta piedras.   

Tras los primeros golpes de puños, todos desenvainaron sus puñales y se enfrascaron en una lucha de cuerpo a cuerpo, relataron algunos testigos.   

El primero en caer muerto fue Roberto Carlos Sanabria González (19), quien sufrió una profunda herida  en el cuello, que le dejó sin vida  en cuestión de minutos.   

Luego, Azdrúbal Alfredo Nogueira (18), del grupo rival, también cayó al suelo tras recibir una estocada en el pecho, y como si no fuera suficiente, otro pandillero se le subió encima y le aplicó varias puñaladas más.   

En los días posteriores, la Policía capturó en sendos operativos a algunos de los pandilleros involucrados.   

Por venganza   

El segundo encuentro fatal entre pandillas ocurrió en la noche del domingo 8 de enero, casi en la misma zona que la anterior, en el límite de las jurisdicciones de las comisarías 5ª y 9ª.   
La gresca derivó en la muerte a tiros del ex convicto Héctor David Vera Román (22), alias "Carlos La Loca", mientras que resultó gravemente herido el también ex presidiario Francisco Javier López Santacruz (20), alias "Lucila", en tanto que el autor de los disparos fue supuestamente Justo Domíngo Benegas Olazar (23), alias "Pichui", quien se encuentra preso.   

La rivalidad entre ambos grupos de la Chacarita tiene su origen en el asesinato hace cinco años del adolescente de 15 años José Manuel Benegas Olazar, hermano menor de "Pichui".   

El autor de aquel crimen había sido precisamente "Lucila", quien esta vez junto a "Carlos La Loca" decidieron "terminar" el trabajo y fueron encima de una moto a buscar a "Pichui" para matarlo, tal como lo hicieron hace cinco años con su hermano menor.   

Sin embargo, no contaban con que "Pichui" los iba a recibir a tiros.   

Pistolas, puñales y piedras   

El último suceso similar se produjo el sábado último, cuando el menor E.R.I. (16) fue herido de un balazo en la cintura durante un tiroteo con miembros de la pandilla adversaria.   

Los testigos dijeron que dos marginales de la zona, Rodrigo Heriberto Espinoza (18), alias "Choky", y Miguel Ángel Guanes, más conocido como "Miguelito", recorrían los pasillos del complejo habitacional a bordo de una moto Yamazuki azul, sin chapa. En uno de los corredores interceptaron al menor, al que habrían ordenado que se alejara del sitio.   

Ante esta situación E.R.I. tomó su cuchillo e hirió en el antebrazo derecho y tórax a Miguel Ángel Guanes y luego corrió. El herido reaccionó, desenfundó su pistola y disparó varios tiros contra el menor, que acusó el impacto de un proyectil.   

Inmediatamente, agentes de la Comisaría 5ª Metropolitana ingresaron a la zona marginal para tomar intervención en el hecho.   

Sin embargo, grande fue la sorpresa de los uniformados cuando  fueron recibidos a pedradas por los propios vecinos, quienes obstaculizaron la labor policial.   

A raíz de la lluvia de piedras, resultó con un profundo corte el suboficial ayudante Claudio Caballero.  Sus camaradas tuvieron que replegarse, socorrer al herido y salir de la zona para no ser víctimas a su vez  de otra emboscada.

Los pocos pobladores de la Chacarita que se animan a hablar con la prensa ya presagian  una "guerra sin fin" entre las pandillas del lugar.

"Esto no va a terminar hasta que uno de los grupos desaparezca", sentenciaron.