Cámara "blanquea" a la magistrada Nilse Ortiz en el proceso por plagio

Por unanimidad, la Cámara de Apelaciones "blanqueó" ayer a la jueza Nilse Ortiz en el proceso por plagio de más de 30 autores, al dictar la extinción de la causa.

Se argumentó que la fiscalía no tiene legitimación activa y que es de carácter "privado".Con explicaciones rebuscadas, los camaristas civilistas Carmelo Castiglioni (a cuyo voto se adhirieron sus colegas), Linneo Ynsfrán y Oscar Paiva Valdovinos decidieron revocar la Resolución N° 292 de fecha 8 de abril de 2008 dictada por el juez Hugo Sosa Pasmor, y hacer lugar a la falta de acción.   

La magistrada del 5° turno del fuero Civil y Comercial logró integrar una Sala Penal a su medida, que en tiempo récord (menos de un mes) resolvió por el "archivo" del proceso por violación del derecho de autor e inventor, pendiente en el Tribunal de Alzada desde abril de 2008.

Castiglioni e Ynsfrán integran la 5ta. Sala del Tribunal de Apelación en lo Civil al igual que Fremiort Ortiz Pierpaoli, tío de la jueza Nilse Ortiz. 

Con el criterio esgrimido por los jueces, cualquier ciudadano puede plagiar obras mientras el titular de la misma no se presente a reclamar su derecho en el fuero civil y puede seguir disfrutando de sus réditos, porque el Ministerio Público no  debe tomar intervención ni mediando denuncia penal.

En el fallo Nº 280 de fecha 1 de noviembre de 2010, Castiglioni se excusa diciendo  que el "desenfreno" de las contradicciones de normas jurídicas es "abrumador" y superó las supuestas contradicciones en detrimento de la fiscalía. Señaló así que la norma vigente al momento de la presentación de la denuncia del padre José Antonio De la Vega -que fue el 4 de enero de 2008- es el artículo 17 inciso 15 de la Ley 1268/98, que dispone la "acción privada" no pública.

También aseguró que el denunciante no registró ninguna obra a su nombre en la Dirección del Derecho de Autor, y que "sin embargo la encausada tiene en trámite la inscripción". Empero, el camarista preopinante reconoce que el "autor es titular desde su creación y no desde su inscripción".

De todos modos, Castiglioni ratifica que la titularidad "es presumida por ley a favor de aquel que inscribió la obra".

Paiva  se adhirió al voto del preopinante y agregó que el padre De la Vega ya ha fallecido y era el único querellante. Además dijo que en el juicio no se presentó ninguna acusación y que está pendiente un pedido de sobreseimiento provisional de la fiscala Soledad Quiñónez. Se "olvidó" de referir que justamente por falta de diligencia en Cámara la agente hizo ese requerimiento.

Sanción "ética" anulada

La jueza Nilse Ortiz logró que la "amonestación", la sanción más grave prevista por el Tribunal de  Etica Judicial, sea hasta anulada por la Sala Constitucional de la Corte, con los votos de Sindulfo Blanco y Miguel Oscar Bajac, ministros que la "protegen".

Luego del abierto ataque al Código de Etica y ante las críticas de toda índole, la máxima instancia resolvió que las sanciones morales no son recurribles. Sin embargo, para la magistrada procesada quedó en vigencia.

Ortiz fue imputada por plagiar más de 30 obras en su tesis doctoral que transformó en su libro "Etica Judicial". Concursó inclusive para el cargo de ministra y nunca fue suspendida siquiera.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD