Captores liberan a Barakat tras cobrar rescate de 150.000 dólares

El comerciante Mohamad Fayez Barakat fue liberado después de 20 días de supuesto cautiverio, tras el pago de un rescate de 150.000 dólares. Sugestivamente, sus captores le dieron 100.000 guaraníes para su “pasaje”. Puso en ridículo a todo el sistema de seguridad de Paraguay y Brasil al afirmar que tras 10 días de secuestro cruzó el Puente de la Amistad.

CIUDAD DEL ESTE (De nuestra redacción regional).- El libanés Mohamed Fayez Barakat (36) fue liberado luego de permanecer 20 días en cautiverio y tras el pago de un rescate de 150.000 dólares. Sus captores primeramente habían solicitado 3 millones de dólares por su liberación, pero sus familiares y amigos solamente pudieron juntar 150.000 dólares, dijo ayer la víctima a la prensa.

Barakat reveló a los periodistas que sus captores se mostraron muy solidarios con él y le dieron 100.000 guaraníes en efectivo para su pasaje, cuando le abandonaron en la rotonda del kilómetro 4, donde existe una caseta policial. De ahí tomó un taxi para trasladarse a su apartamento ubicado en el octavo piso del edificio Golden Tower, ubicado sobre la avenida Carlos Antonio López de esta capital departamental. Resulta llamativo para los propios investigadores que ninguna persona viera al libanés cuando fue bajado del vehículo de sus secuestradores.

En una rueda de prensa brindada en su apartamento y a la que no fueron bienvenidos los periodistas de este diario, Barakat dijo que en la noche del 6 de marzo fue secuestrado por la gavilla en Brasil. Dos camionetas interceptaron por delante y por atrás su vehículo Kia, del tipo Sportage, con chapa DAA 185, en que se encontraba. Varios desconocidos con pistolas en manos que se identificaron primeramente como policías, lo trasladaron a otro vehículo. Recién horas después le manifestaron que se trataba de un secuestro y que querían 3 millones de dólares por su liberación. Todo el tiempo fue mantenido con los ojos vendados con cinta adhesiva.

Mencionó que uno de los marginales, esa misma noche, se puso la remera que él tenía puest a, para despistar a los policías e introducir la camioneta Kia al Paraguay y abandonarla a la altura del kilómetro 4. En otro momento adujo que permaneció diez días en territorio brasileño, y luego cruzó al Paraguay por el Puente de la Amistad, en la valijera de un automóvil, sin que los organismos de seguridad de los dos países se percataran. Señaló que fue golpeado y que le amenazaron con cortarle los dedos y las orejas. Le amenazaron con secuestrar al hijo de su socio comercial, Alí Zaioun. Añadió que le hacían escuchar las 24 horas música paraguaya y cachaca en radioemisoras de Ciudad del Este.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD