La pequeña Jennifer continúa muy grave

MARIANO ROQUE ALONSO (Cirilo Ibarra, corresponsal). Pese a que en el Hospital del Quemado nadie quiso brindar mayores informaciones sobre el estado de la pequeña Jennifer Segovia (10 años), quemada por su padrastro, se pudo saber que sigue grave en terapia intensiva con pronóstico reservado. Ella sufrió serias lesiones del tejido orgánico, en un 42 por ciento del cuerpo, por efecto del fuego.

El suceso se produjo el domingo, en una vivienda del barrio San Pedro de Zeballos Cue, donde el padrastro de la niña, Antonio Maidana, se habría suicidado prendiéndose fuego, tras derramarse thinner. Presumiblemente el mismo procedimiento hizo con la menor, pero esta se salvó de milagro.

Alejandra Segovia, hermana mayor de Jennifer, relató que escuchó el pedido de auxilio y tuvo que forzar la puerta de la habitación donde se encontraban la niña y su padrastro. Logró rescatarla con vida, según consta en el informe policial.

El parte señala que, en el momento de la tragedia, quien en vida fue Antonio Maidana se encontraba solo con su hijastra en una habitación. Agrega que presumiblemente el suicida se encontraba alcoholizado. Asimismo, el hombre habría amenazado con quitarse la vida desde hace un mes, cuando viajó a España su pareja Aurora Velázquez.

ACUERDO

Según algunos vecinos, hubo acuerdo entre ambos para que la mujer también tome parte del gran éxodo de compatriotas a Europa, en busca de mejores horizontes, con la condición de retornar en diciembre. Ahora la mujer tendrá que regresar después de recibir la triste noticia de lo sucedido con su hija.

Mientras tanto, familiares del fallecido estarían con la idea de solicitar mayor investigación sobre el caso, porque rechazan la información sobre el posible estado alcoholizado de la víctima.