Los edificios deben tener vías de escape y escaleras antiincendios

Todos los edificios deben contar con sistemas de escape para casos de incendio, dijeron bomberos colombianos que llegaron a Asunción para dictar un curso de capacitación a sus pares de nuestro país en virtud a un convenio de cooperación entre los gobiernos de Paraguay y Colombia. Por ley, en la nación colombiana los edificios están obligados a contar con escaleras externas, dijeron los extranjeros.

La tragedia del Ycuá Bolaños, que dejó más de 400 muertos y 477 heridos, motivó a numerosos países del mundo a ofrecer su cooperación o ayuda y uno de ellos es Colombia, cuyo gobierno comisionó a un grupo de bomberos para capacitar a sus pares de Asunción, en el marco de un convenio de cooperación.

Así lo indicaron en nuestra redacción los bomberos colombianos Euclides Mancipe, Luis Fernández Caicedo, Pedro Antonio Higueras y Carlos Armando Oviedo, quienes llegaron acompañados por Raúl Sánchez, de la Embajada de Colombia en Asunción y Jorge Barreto, capitán de la compañía de bomberos del barrio Sajonia. Tras cumplir su misión, que duró tres semanas, el grupo regresa hoy a su país.

La visita de los extranjeros a nuestra redacción sirvió para conocer algunos puntos sobre sus experiencias y conocimientos en materia de prevención de siniestros o desastres.

Por ley, en Colombia todos los edificios están obligados a contar con adecuadas vías de escape que permitan a las personas huir en casos de incendios u otros inconvenientes, indicaron nuestros visitantes.

Según una norma legal conocida como "Código 20", en ese país todos los complejos edilicios deben contar con escaleras externas, bien seguras y fáciles de acceder a las mismas, revelaron los colombianos.

Coincidieron en señalar que, lamentablemente, las tragedias o desastres obligan a los pueblos tomar conciencia sobre políticas de prevención. En ese sentido, recordaron que Colombia debió crear y aplicar leyes para buscar protección o evitar incendios o luchar contra los desastres.

En el caso de Paraguay, la tragedia del 1-A debió constituirse en una razón para explorar alternativas de prevención y concientizar a los propietarios de edificios sobre la necesidad de que esos inmuebles cuenten con las correspondientes vías de escape y escaleras externas.