Diputados aprueban ínfimo recorte a gastos superfluos

La Cámara Baja realizó un mínimo recorte en gastos para combustibles, para pasajes, viáticos y productos alimenticios en su presupuesto para el 2020. Mientras, aumenta para seguro médico.

El presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana (ANR, cartista), cuestionó a Cuevas.
El presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana (ANR, cartista), cuestionó a Cuevas.Archivo, ABC Color

La Cámara de Diputados tendrá G. 6.350.012.000 en el año 2020 para gastos en combustibles de vehículos. Ese monto es apenas G. 250 millones menos que el presupuesto vigente para aquel ítem. Los diputados reciben mensualmente G. 5.500.000 cada uno para combustible.

En tanto, para pasajes y viáticos presupuestaron G. 1.020.390.000, comparado con el año que se va se reduce apenas 21 millones. Para bocaditos dispondrán de G. 226.500.000, el recorte es de G. 60 millones.

La diputada Celeste Amarilla (PLRA), el martes último planteó en vano al plenario recortar en un 50% el rubro de bonificaciones y gratificaciones, que está presupuestado en G. 7.800 millones y dejar en cero el presupuesto asignado al pago por servicios especiales que para el año que viene queda en G. 2.076 millones.

PUBLICIDAD

Amarilla mencionó que esa gratificación especial es para otorgar premios e incentivos. Además, propuso reducir el 50% del presupuesto de G. 1.730 millones para papeles (de oficina).

El diputado Édgar Ortiz (PLRA) cuestionó el pretendido recorte y dijo que ellos se quieren “autodesnudar” (sic) cuando que al presupuesto de la Cámara de Senadores no se le recortará en ningún rubro.

El imputado diputado Miguel Cuevas (ANR, Añetete) dijo que hay que dejarse del populismo y sincerar el presupuesto para que no falte dinero para pagar salarios a funcionarios. “Valoró” el gesto de Alliana para echar a 100 funcionarios de la Cámara.

PUBLICIDAD

Por su parte, el diputado Juan “Nano” Galaverna (ANR, Añetete) pidió a sus colegas recortar en un 100% el rubro que se destina a la compra de bocaditos. Su propuesta tampoco tuvo eco.

A su turno, el presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana (ANR, cartista), manifestó a Cuevas que por culpa de su administración terrible hoy reprograman el presupuesto de este año. Afirmó que debió tener previsibilidad.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD