Abdo dice que lamenta situación del legislador

ARROYITO, Concepción (Aldo Rojas, corresponsal). El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, dijo ayer en esta ciudad que no va a opinar sobre la decisión judicial pero lamenta lo que le está pasando al imputado diputado Miguel Cuevas (ANR, Añetete), quien desde ayer está preso por supuesto enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y declaración falsa en la Agrupación Especializada de la Policía Nacional en Asunción.

Las declaraciones del jefe de Estado fueron luego de la reunión que mantuvo con los militares en la base del Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI). Tras ser indagado por ABC Color sobre qué opinión le genera la decisión judicial que involucra a Cuevas dijo que no iba a opinar al respecto. “Soy muy respetuoso de la independencia de los poderes, quiero que sea un legado que se quede y ojalá se conserve con el tiempo después de este mandato presidencial”, aseguró.

En otro momento señaló: “No lo voy a negar, él (Miguel Cuevas) es un compañero, un amigo y me duele a título personal lo que le está pasando pero todos somos iguales ante la ley. Y bueno todos tenemos que estar preparados para rendir cuentas de nuestros actos”, indicó.

No es la primera vez que el Jefe de Estado evita expedirse sobre la situación del diputado Cuevas, argumentando su intención de no inmiscuirse en la labor de otras instituciones. Sin embargo, siempre tuvo las puertas abiertas para dicho legislador, quien a menudo se reunía con el Mandatario en Palacio de Gobierno o lo acompañaba en actos oficiales.

PUBLICIDAD

El año pasado, con el Decreto N° 2865, el Presidente de la República le dio la espalda a Cuevas, al vetar el proyecto de ley que ampliaba el presupuesto de la Cámara de Diputados, a casi G. 2.000 millones, y cuya intención era blanquear la malversación que el diputado habría cometido cuando estaba era Presidente de la Cámara Baja.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD