Alliana defiende repartija en salarios y revela que le pidieron sus colegas

El presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana (ANR) –candidato al rekutu–, defendió ayer los “aumentazos” para unos 200 funcionarios. Negó que haya impacto presupuestario pese a incremento de G. 3.000 millones.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/XTLSBF3G5FH55GJOVPAZGUIWJ4.jpg

Alliana defendió el “aumentazo” salarial que dio a su entorno y a otros 200 privilegiados funcionarios que fueron recategorizados en el mes de enero luego del cambio de la mesa directiva, en julio del año pasado.

El diputado mencionó que todos los beneficios que dieron a los funcionarios no implicaron un “centavo” en el presupuesto de la Cámara de Diputados, incluso dijo que fue la única institución que no sufrió un incremento en el presente ejercicio. 

El titular de Diputados ignora totalmente su presupuesto anterior y el vigente. Entre el presupuesto 2017 y el 2018 se observa que solo en servicios personales el aumento trepó a G. 3.051 millones (ver infografía).

El diputado se jactó del ahorro del 20% que hizo en combustible, del 30% que hizo en el mantenimiento del edificio, del 30% en mantenimiento de vehículos y otro 30% en papelería y toner, y hasta en pintura. 

Sin embargo, el ahorro a las arcas públicas hoy no se nota. El presupuesto total de Diputados en el 2017 era de G. 237.943.796.750. Este año es de 240.708.958.752 guaraníes, lo que evidencia un incremento de G. 2.765.162.002.

Alliana alegó que las recategorizaciones fueron dadas a funcionarios que ocupan cargos de confianza y justificó los elevados salarios que perciben quienes forman parte de su gabinete, de la administración y de la Unidad Operativa de Contrataciones de la Cámara. 

Mencionó que los aumentos se hicieron para equiparar los salarios de los funcionarios designados en su administración en los cargos de direcciones, coordinaciones, jefaturas de comisiones. 

Asimismo, reveló que recibió el pedido de las bancadas partidarias para que sus funcionarios sean recategorizados, lo que evidencia que no existió un criterio de selección para “premiar” a los funcionarios con el “aumentazo”.

Varios diputados que no volverán en el siguiente periodo a ocupar una banca se despiden dejando a sus clanes familiares con jugosos salarios y en puestos claves como la diputada María Carísimo (PLRA), Ramona Mendoza (PLRA), Héctor Lesme (PLRA), Mario Soto (ANR), Cynthia Tarragó (ANR), entre otros. Alliana negó que los funcionarios se queden con ese salario tomando en cuenta que habrá cambio de mesa directiva. Lo que no dijo es que solo los beneficios no tendrían, pues los sueldos se heredan, aunque pierdan el cargo. 

Seguro vip

Alliana también justificó el seguro vip que tienen los funcionarios y dijo que no puede llevar a más de 2.000 funcionarios a un IPS colapsado en sus servicios. Comentó que ahora desprecarizarán a 47 funcionarios.

Sin concurso de oposición

El presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana (ANR), candidato al rekutu, mencionó que las recategorizaciones no se hicieron con el aval de la Función Pública porque son “cargos de confianza”. 

Según el Decreto 3857 del 6 de agosto del 2015, por el cual se aprueba el reglamento general de selección para el ingreso y promoción en la Función Pública, en su articulo 8º se implementará el concurso de oposición para seleccionar a los funcionarios “más idóneos para acceder a la promoción que represente una mejora económica por el cambio de categoría salarial, otros complementos salariales, o una combinación de ambas según las bases del llamado, que serán asignados al cambio de puesto laboral”.

liza.paredes@abc.com.py