ANR no expulsa a los corruptos

La lucha ciudadana cada vez más firme contra la corrupción en la gestión pública no es acompañada por el Partido Colorado. 

La agrupación de gobierno mantiene en sus filas a varios políticos expulsados del Congreso y otros condenados por hechos de corrupción. La transparencia y corrección en el uso del dinero público y la expulsión y castigo de políticos y funcionarios corruptos son criterios que están creciendo en la conciencia de cada vez más ciudadanos en el país. 

Expresión de ello se puede ver en los grupos de escrache que en forma sostenida vienen repudiando a parlamentarios acusados de corrupción.

Precisamente los escraches y protestas públicas, a las que se sumaron –como ocurrió en otra ocasión– varios comercios, lograron el año pasado la salida del Senado de Óscar González Daher (ANR, cartista), actualmente preso, y del oviedista Jorge Oviedo Matto, ambos imputados, y de la Cámara de Diputados de José María Ibáñez (ANR, abdista).

PUBLICIDAD

Semanas atrás, el cartista Víctor Bogado fue expulsado del Congreso por una amplia mayoría de senadores tras su condena a nivel judicial por un hecho de corrupción, descubierto en el caso de la “niñera de oro”.

Pero esta crítica y lucha ciudadana no es acompañada por el Partido Colorado, cuya conducción está en manos actualmente de una mayoría cartista. 

La agrupación de gobierno ignora hasta el momento la indignación que generan los vergonzoso robos, tráfico de influencias y despilfarro del dinero público. El partido aún no lee como conquista de la ciudadanía la expulsión, incluso el encarcelamiento, de políticos de primera línea, así como castigos electorales como lo ocurrido en Ciudad del Este.

La conducción de la ANR no ha tenido iniciativas para expulsar de sus filas a los políticos acusados de corrupción y, con base en que sus estatutos prevén la expulsión cuando recaiga una sentencia judicial de dos años de cárcel, mantiene como afiliados a González Daher, Bogado, Ibáñez y otros. También están varios imputados por presuntos hechos de corrupción como el diputado cartista Tomás Fidelino Rivas. El diputado actualmente samanieguista Carlos Núñez Salinas, en su momento, fue acusado por contrabando, aunque luego consiguió su blanqueo en la justicia.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD