Anuncian escraches en sus casas a diputados cómplices

Escraches en sus casas, bares y shoppings a los diputados que blanquearon a su colega colorado abdista José María Ibáñez fueron anunciados ayer por sectores que se manifestaron en la Plaza de Armas, frente al Congreso. Seccionaleros de Central llevaron su apoyo al parlamentario que confesó ser un corrupto.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/MTI3V2T5EBFARLBZAARVGODIAY.jpg

Los actos de repudio se harán casa por casa y por turno, pero también se harán escraches en los restaurantes y los centros comerciales, según anunció María Ester Roa, de la Coordinadora de Abogados del Paraguay, una de las organizaciones movilizadas contra el salvataje a Ibáñez. Señaló que formaron un grupo de unas cien personas, de varios sectores, que harán los repudios y que tratarán de movilizar a más gente en los próximos días. La profesional señaló que en el Paraguay también la ciudadanía debe movilizarse, como en Guatemala y Perú, para echar a los corruptos del poder.

Varios momentos de tensión se vivieron en la Plaza de Armas y adyacencias por el enfrentamiento verbal, que por poco no llegó a la violencia física, entre los manifestantes que se oponían al blanqueo de Ibáñez y los seccionaleros de Central, que aparecieron para expresar su apoyo al cuestionado parlamentario oficialista.

La policía tuvo que intervenir, y para evitar los encontronazos entre los sectores, los dividió mediante una barrera de caños de metal.

PUBLICIDAD

Los que protestaban en contra de la maniobra en Diputados para favorecer a Ibáñez los acusaron de vendidos y sinvergüenzas a los que defendían al parlamentario colorado, mientras estos respondían con insultos. Francisco Pereira, seccionalero de Lambaré, argumentó que fueron a pedir que se respete su derecho al voto porque habían elegido a Ibáñez para ser legislador. 

El rockero Jaime Zacher también se sumó con su música a la protesta contra la protección a Ibáñez que se estaba consumando en Diputados. Tras cantar, dijo que lamentaba ver a jóvenes en el grupo que apoyaba al parlamentario, que no se asquean ante la corrupción, aunque dijo entender que muchos cuidan su trabajo. Otro momento de tensión fue cuando la Policía les cerró el camino a los manifestantes que querían acercarse al Congreso.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD