Apagón muestra lo vital que es Itaipú para Brasil

El apagón del martes 10 de este mes, que sumergió en la oscuridad a 70 millones de personas de 18 estados del Brasil, e inexplicablemente también afectó al Paraguay, prueba categóricamente que Itaipú es y seguirá siendo durante muchos años la piedra angular del sistema eléctrico brasileño. De paso, derriba con estrépito fanfarronadas como "... Itaipú está dejando de ser importante para el Brasil", que fueron esgrimidas en los momentos críticos de la negociación de los reclamos paraguayos por uno de los directores general del ente, Jorge Samek.Mientras el Gobierno brasileño considera "un caso cerrado" el megaapagón que afectó a 70 millones de personas de 18 de los 27 estados de ese país, en  Paraguay continúan las discusiones entre los técnicos sobre las verdaderas causas que provocaron el accidente.

Debe apuntarse empero que el singular "fuera de servicio" que se desencadenó  en el sistema brasileño, y  sin explicaciones lógicas de los responsables hasta ahora afectó a nuestro país, dejó en claro que la central hidroeléctrica binacional, construida sobre el río Paraná entre el departamento de Alto Paraná y el Estado de Paraná (Brasil), tiene una vital importancia para la economía del vecino país.

O’Estado de São Paulo, en su edición de ayer, confirmaba  la relevancia de la central paraguayo /brasileña, especialmente para esa  urbe industrial, al señalar que depende en 100% de Itaipú."Tenemos hoy cinco líneas de transmisión para abastecer a la región Sudeste,  pero todas están conectadas a la misma red y fuente. S. Paulo es 100% dependiente de Itaipú", dice. Voceros de la compañía distribuidora Eletropaulo, mencionados igualmente por O’Estado, destacan que la gran ciudad tiene otras fuentes,  pero  que "cuando  Itaipú para, se desequilibra todo el sistema. En resumen, para todo. Inclusive el bombeamiento del agua que viene de lejos". "La realidad es más rica que la imaginación", dice un viejo adagio. En el primer semestre de este año, meses en que los negociadores paraguayos aún sostenían los seis puntos del pliego de reclamos que entregó el presidente  Fernando Lugo a su colega brasileño Lula da Silva en agosto de 2008, el director general brasileño de Itaipú, Jorge Samek, refiriéndose a las centrales del río Madeira en su país, sostenía que las mismas reducían "la dependencia de Brasil de una sola fuente...". Samek añadía  que Itaipú "está dejando de ser importante para Brasil",  hasta que estalló el martes 10  para 70 millones de brasileños.

Los seis puntos, entre ellos el precio justo y la plena disponibilidad de la energía,  fueron reemplazados el 25 de julio pasado por la triplicación de la actual compensación que recibe nuestro país por ceder su energía a Eletrobrás, la posibilidad de la venta de una parte del excedente paraguayo al mercado brasileño, y la financiación de una línea de 500 kV hasta Villa Hayes, ca cargo de Itaipú, entre otros.