Bogado ensaya excusas por caso niñera

El abogado Óscar Latorre, defensor del senador Víctor Bogado (ANR, cartista), acusado por cobro indebido de honorarios y estafa en calidad de autor, en el inicio del juicio oral insiste que su cliente es inocente de los cargos de los que se le acusa y que no fue él quien pidió el contrato de Gabriela Quintana en la Entidad Binacional Itaipú, sino que lo hizo el ingeniero Franklin Boccia (fallecido en el 2015), quien era el titular del ente.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/BDN7USR2IRCDXGMIDVTXAKN4TY.jpg

El hecho se dio en el 2013 y al año siguiente los fiscales René Fernández y Liliana Alcaraz se entrevistaron con Boccia, quien les dio a los investigadores toda la documentación del caso de la “niñera de oro” y las notas que le envió Víctor Bogado, quien le requería que comisione a Gabriela Quintana a la Cámara de Diputados.

Latorre señaló que su cliente nunca pidió que se contrate a su “niñera de oro” y tampoco sabía que estaba cobrando doble salario, dejando a entender que todo fue una jugada de Boccia.

El senador Bogado ya había afirmado esta teoría y por esa razón la diputada liberal Celeste Amarilla viuda de Boccia querelló al parlamentario por quebrantamiento de la memoria de un muerto.

PUBLICIDAD

Es más, la diputada está incluida como testigo en este proceso, ya que ella señaló que su esposo le había contado cómo se dieron los hechos. Es por esa razón que las tres defensas de los acusados piden que el tribunal de sentencia no acepte a Celeste Amarilla como testigo.

El juicio se encuentra en un cuarto intermedio y se reanudará el próximo martes 23 de abril, a las 14:00. Ese día la fiscalía debe contestar los incidentes planteados por las defensas de los acusados.

Los que afrontan proceso por cobro indebido de honorarios y estafa son el senador Víctor Bogado y el exjefe de Gabinete de la Cámara de Diputados Miguel Pérez, mientras que Gabriela Quintana lo hace por cobro indebido de honorarios.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD