“Brasiguayos”, con la presidenta Rousseff

Hoy, a las 13:00, una comitiva de “brasiguayos” y miembros paraguayos del Parlasur serán recibidos en Brasilia por la presidenta Dilma Rousseff, según anunció Marilene Sguarizi, del Consejo de Representantes de Brasileños en el Exterior (CRBE).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YADZOMKP6JERXHYTHULS6GV54I.jpg

CIUDAD DEL ESTE (Silvia Sosa, de nuestra redacción regional). La comitiva de “brasiguayos” y un grupo de miembros paraguayos del Parlasur se reunirán a las 13:00 de hoy en la ciudad de Brasilia con la presidenta de brasileña, Dilma Rousseff, según anunció Marilene Sguarizi, del Consejo de Representantes de Brasileños en el Exterior (CRBE).

El grupo de ciudadanos brasileños y sus descendientes representan a los diversos sectores económicos del país. Solicitarán a la mandataria del país vecino que reconozca a Federico Franco, como presidente constitucional del Paraguay. Incluso, buscarán lograr que la propia Dilma actúe de mediadora a favor de Paraguay con los países que integran el Mercosur, que consideran la destitución de Fernando Lugo como un “golpe de Estado”.

La comitiva será recibida primeramente por la ministra Gleisi Hossmann, titular de la Casa Civil del Palacio de Planalto. El mensaje que pretenden hacer llegar a Rousseff es que “Paraguay no paró tras la destitución del expresidente Fernando Lugo”. Además, pedirán que se respete la soberanía del Paraguay.

Consideran que en el gobierno de Federico Franco habrá garantías para que puedan seguir labrando la tierra, sin el temor de que los autodenominados “carperos” invadan sus propiedades.

El mismo grupo de “brasiguayos” se reunió en la mañana del martes con el presidente de la República, Federico Franco, a quien le manifestaron su apoyo. Aseguran que están representando a los 350.000 inmigrantes brasileños y sus descendientes, que viven en el Paraguay.

“Necesitamos paz, tranquilidad y garantías para seguir trabajando. En el gobierno anterior vivíamos con el ‘Jesús en la boca’, porque no sabíamos si al día siguiente nuestras propiedades seguían siendo nuestras”, resaltó Aurio Fighetto, uno de los integrantes de la comitiva.

No deben inmiscuirse

La consejera titular de brasileños en el exterior, Marilene Sguarizi, afirmó que “el Gobierno brasileño no puede considerar la salida de Fernando Lugo como un golpe de Estado”.

“La Constitución de este país contempla la figura de juicio político y el exmandatario fue juzgado”, sostuvo la brasiguaya antes de partir a Brasilia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD