“Brasiguayos” se reúnen hoy con Dilma Rousseff en Brasilia

Los comerciantes, industriales, productores y empresarios “brasiguayos” anunciaron que hoy una comitiva integrada por parlamentarios paraguayos y los colonos se reunirá en Brasilia con la presidenta brasileña, Dilma Rousseff. Destacaron que de ella “depende ahora que Paraguay no sea discriminado en el Mercosur”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UVOCCCHHTZAJ7NM5ANP7ITQMPM.jpg

HERNANDARIAS (Silvia Sosa, de nuestra redacción regional). El portavoz de los “brasiguayos”, Aurio Fighetto, anunció que para hoy se prevé una reunión en Brasilia con la presidenta Dilma Rousseff, que ya tuvo acceso al manifiesto que elaboraron durante la reunión realizada ayer en el consulado brasileño. Los colonos estarán acompañados de parlamentarios paraguayos del Mercosur.

Los representantes de “brasiguayos” serán encabezados por Marilene Sguarizi y Marcos Saraiba. Por otro lado, el grupo de parlasurianos está compuesto por Mirta Palacios, Alfonso González Núñez, Roberto Campos y Eric Salum.

Marilene Sguarizi explicó que primeramente se reunirán con la ministra de la Casa Civil, Gleisy Hossman, y después con Rousseff.

Los representantes de origen brasileño de los diversos sectores económicos de nuestro país se reunieron ayer en el hotel Las Ventanas del Paraná Country Club. El portavoz del grupo, Aurio Fighetto, anunció que decidieron pedir al país que los vio nacer que reconozca al nuevo Gobierno “constitucional” del Paraguay.

Reunión de ayer

“Unos 350.000 inmigrantes y descendientes de brasileños le piden a la presidenta del Brasil que reconozca al gobierno de Federico Franco. Estamos viendo una luz de esperanza, que hace mucho tiempo necesitábamos”, manifestó Aurio Fighetto.

Añadió que “nuestro pedido se basa en la necesidad de que vuelvan a reinar la paz, el trabajo, la tranquilidad, la seguridad jurídica y, principalmente, la felicidad del pueblo paraguayo, que antes no teníamos con Fernando Lugo”.

Dijo, además: “con el anterior gobierno íbamos a dormir con el ‘Jesús en la boca’; no sabíamos si al día siguiente lo que era nuestro seguiría siéndolo, porque no había seguridad jurídica y tampoco había paz”.

“Los carperos estaban en el Palacio y los trabajadores no podían ni hablar con el Presidente”, significó Fighetto.

Perjuicios sin Mercosur

Marcos Saraiba, otro de los organizadores de la reunión, dijo: “Si Paraguay es excluido del Mercosur, todos, paraguayos y brasileños, seremos afectados. Ya no obtendremos créditos en los bancos para trabajar nuestras tierras, el comercio se verá afectado, así como todos los otros sectores económicos.

Itamaraty debe entender que eso no será justo y que de por medio estamos nosotros, los inmigrantes brasileños”, expresó.