Cargos para leales y amigos

La llegada de Nicanor Duarte Frutos a Yacyretá significó también el ingreso de varios de sus amigos y leales, algunos de ellos con oscuros antecedentes en cargos públicos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/CRAWWN7FZRG7TJIJL7JZORPMOY.jpg

El exdiputado colorado Mario Duilio Cáceres ingresó el 17 de agosto pasado a la institución como director del departamento de obras complementarias. Durante el tiempo que fue legislador fue vinculado a varios casos de funcionarios planilleros en el Legislativo.

Arístides da Rosa es un nicanorista de la primera hora que quedó bien ubicado con el nuevo gobierno. En la última elección logró el cargo de senador suplente. Anteriormente, se desempeñó como diputado, y fue secretario privado de Duarte Frutos, cuando este era titular de la ANR, en el 2003, antes de llegar a la Presidencia de la República. Ahora es jefe de la Asesoría de Comunicación Social. 

Carlos María Santacruz fue candidato a vicepresidente de la República en 2008, impulsado por Nicanor. Ahora es uno de los consejeros de la institución. 

Luis Fretes Escario, otro nicanorista de años, fue echado de la EBY por irregularidades y con Nicanor volvió como director administrativo de la institución.

Otro exdiputado que ingresó a la nómina de la EBY es Pablino Rodríguez, quien usó varias veces a la binacional para ubicar a sus operadores, varios de los cuales fueron echados luego de que desistiera de votar a favor de la reelección vía enmienda. Ahora es Secretario del Consejo de Administración. 

Juan Carlos Duarte, abogado y amigo del vicepresidente Hugo Velázquez, vinculado a empresarios investigados por lavado de dinero, es ahora el asesor jurídico de la binacional. 

Y la lista de hombres escombro es todavía larga.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.