Clan Villalba teme que presos en caso Medina lo comprometan

El clan Villalba tiene como prioridad liberar a los presuntos “narcosicarios”, detenidos actualmente en la cárcel de Cnel. Oviedo, ante el temor de que estos abran la boca y lo comprometan en la muerte de nuestro corresponsal en Curuguaty, Pablo Medina, y de la joven Antonia Almada.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/IOGUU6G725BX7JRBFCCCOT5KCI.jpg

Conforme nuestras fuentes, el grupo de los Villalba, encabezado por los hermanos políticos colorados Cristina Villalba, diputada por Canindeyú, y Carlos “Cabrito” Villalba, intendente de La Paloma del Espíritu Santo, está moviendo sus influencias para sacar de la cárcel a los hermanos Cecilio Ramoa, Fermín Ramoa, además de Eliodoro Ramón Ibáñez y Carlos Marmolejo, quienes fueron detenidos por la Policía Nacional en operativos realizados entre la noche del jueves y madrugada del viernes 16 y 17 de octubre, respectivamente. El doble crimen de nuestro corresponsal en Curuguaty Medina y de Almada se produjo el 16 de octubre.

Los Villalba asimismo están por forzar el sobreseimiento definitivo de Pablo Rubén Jara González, procesado por narcotráfico, que se desempeña como jefe del Distrito 14 del MOPC en la zona de Curuguaty. Este funcionario del MOPC es el hombre de confianza del gobernador Alfonso Noria (ANR), quien le dio el visto bueno para lanzarse como candidato a la intendencia para el próximo periodo 2015-2020, pero habría recibido las instrucciones del ejecutivo departamental de que primero resuelva su problema con la justicia. Es por eso que supuestamente pidieron auxilio al clan Villalba para presionar a los jueces y fiscales de Curuguaty, refieren nuestras fuentes.

Según el informe de la Senad, durante un operativo del 14 de marzo de 2010, en un camino vecinal de la colonia La Morena, a unos 30 kilómetros de Curuguaty, se incautaron de 224 kilos de marihuana prensada. En el procedimiento fue detenido Jara González. El mismo transportaba la droga en un vehículo de color blanco. Los paquetes en forma de ladrillos estaban distribuidos en seis bolsas arpilleras.

PUBLICIDAD

Según los datos, el funcionario del MOPC quedó detenido en la sede de la Senad de Curuguaty, a disposición de un fiscal antidrogas, pero luego, ante la presión de los Villalba, fue liberado por el cuestionado juez Silvio Flores.

Otra fuente nos aseguró que la diputada Villalba estaría buscando alguna estrategia para lograr blanquear su aparición en el cruce de llamadas, ya que ella se había comunicado con el prófugo exintendente colorado de Ypejhú, Vilmar “Neneco” Acosta, acusado de ser el autor moral de la muerte de Medina. Uno de los abogados de Acosta había dicho a un medio radial que su cliente llamó a la diputada para “coordinar” su entrega a la justicia, algo que no ocurrió. A Cristina la consideran madrina de “Neneco”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD