Colono Álcido Fick ruega al EPP que libere a su hijo Arlan

El colono brasileño de Paso Tuyá Álcido Fick finalmente rompió el silencio ayer y, en nombre de toda su familia, rogó desesperadamente al grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) que libere a su hijo Arlan, de 16 años, secuestrado hace 20 días. Vencido por la angustia y entre lágrimas, pidió a los captores que cumplan con su parte.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6W3FGXQB6BFBTFZUAUMMJZ7AL4.jpg

PASO TUYÁ, Dpto. de Concepción (Iván Leguizamón, Fernando Romero y Aníbal Céspedes, enviados especiales; Aldo Rojas y Omar Acosta, corresponsales).En una improvisada conferencia de prensa, surgida casi casualmente, el señor Álcido Fick, padre del secuestrado Arlan Fick Bremm (16), leyó un escueto comunicado y ni siquiera permitió que se le hicieran preguntas, aunque su estado emocional tampoco daba para seguir en pie.

Visiblemente acongojado y destrozado física y anímicamente, el colono inició la lectura de su pronunciamiento. “Como es de conocimiento público, mi hijo Arlan ha sido secuestrado el pasado 2 de abril. Unos días después, hemos recibido unos pedidos para su liberación. Nuestra familia ha cumplido al pie de la letra, somos gente de palabra. Pero lastimosamente hasta ahora no han cumplido con nosotros”, inició el desesperado relato.

Después añadió que “la familia ha solicitado a las fuerzas de seguridad que se aparten de la búsqueda de nuestro hijo, lo cual han cumplido hasta ahora”.

PUBLICIDAD

Asimismo, con la voz entrecortada, expresó: “Por medio de este solicitado, solicito a los integrantes que tienen a mi hijo Arlan que lo liberen por favor. Así como nosotros hemos cumplido con las solicitudes que exigían, esperamos que ustedes cumplan con nosotros, que han prometido”.

Ya entre lágrimas, suplicó “que lo liberen inmediatamente, una vez que ya hemos entregado todos los víveres y pedidos que nos han hecho”.

Además, se dirigió a los periodistas y dijo que “ustedes saben muy bien señores que nosotros cumplimos totalmente (con la entrega de víveres)”.

Finalmente, casi sin voz y temblando, imploró al EPP que regresen a su hijo. “Seguimos esperando por favor por nuestro hijo Arlan. Libérenlo por favor señores. Les ruego señores”.

Al término de la lectura, Álcido Fick se marchó llorando. Esta fue la primera manifestación pública de la familia de Arlan desde el inicio del secuestro, ocurrido el pasado 2 de abril en la colonia Paso Tuyá del distrito de Azote’y, a nueve kilómetros de la Ruta III “Gral. Elizardo Aquino”, a la altura del kilómetro 381.

Con esta aparición, la familia confirma enfáticamente que el EPP no les entregó siquiera una prueba de vida y que tampoco hubo otro pedido de rescate en efectivo, más allá de las dos exigencias impuestas por los criminales, que fueron hacer difundir un video y repartir víveres por valor de 50.000 dólares en dos comunidades del departamento de Concepción.

Ataques de la red criminal

Ayer se cumplió un año del ataque a la comisaría 21ª de Kurusu de Hierro y el asesinato del suboficial de Policía Cirilo Díaz Escobar, en una emboscada con bombas y disparos. Asimismo, ayer se cumplieron cuatro años de que el EPP asesinó al suboficial de Policía Joaquín Agüero Benítez, el capataz Francisco Ramírez y los peones brasileños Jair Ravello y Osmar Valiente, en la estancia “Santa Adelia” de Arroyito.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD