Con funcionarios públicos

Para hacer circular el dinero de sus “inversores” las empresas creadas por Galeano Perrone necesitaban ampliar su cartera de clientes. Para eso firmó contratos con asociaciones de funcionarios y empleados públicos.

Según nuestras fuentes, vinculadas a la administración del movimiento de efectivo en Numérica y Alterna, se otorgaban préstamos a los afiliados a la Asociación de Jubilados Docentes del Paraguay, a la Asociación de Funcionarios del Poder Judicial y a la Asociación de Funcionarios de la Aeronáutica Civil (Afanac). Estas a su vez, se encargaban de asegurar el descuento de los sueldos y jubilaciones de sus afiliados, para devolver el dinero a las firmas de Galeano Perrone y sus socios. Por esta gestión, las autoridades de esas Asociaciones percibían jugosas comisiones que iban a parar directamente a sus bolsillos.

Revestidos de facilidades para el acceso, los créditos en realidad escondían tasas de interés muy elevadas. De hecho, varios de los vinculados al esquema de Galeano Perrone formaron parte de un fuerte lobby para evitar que el Congreso limitara por ley el porcentaje de endeudamiento sobre los salarios de los trabajadores, lo que hubiera significado el fin del negocio para sus empresas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD