Contralor depositó G. 958 millones, pero declaró 0

Enrique García, como contralor general de la República, depositó en sus cuentas bancarias en el 2017 la suma de G. 958 millones; sin embargo, ese mismo año declaró ante Tributación que no tuvo ingresos. Este es otro de los datos revelados en el informe que la Seprelad remitió a la Fiscalía.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/GLGQCXWJNRC5VE6LSBOMDY6NT4.jpg

En noviembre de 2016, García asumió como contralor general de la República, con un sueldo de un poco más de G. 22 millones. Sin embargo, en el transcurso de 2017 depositó en sus cuentas bancarias G. 958.942.700, de acuerdo al reporte de los bancos a la Seprelad, que informó el hecho al Ministerio Público, que abrió una causa penal.

La investigación está a cargo del fiscal René Fernández y en ella, García tiene que explicar cómo depositó en sus cuentas bancarias durante el 2017 alrededor de G. 80 millones mensual, atendiendo que el sueldo que percibe por el ejercicio del cargo no llega a los G. 25 millones. El origen de la plata depositada es lo que tiene que justificar el alto funcionario.

En mayo de 2018, la Seprelad comunicó a la Unidad Especializada de Delitos Económicos y Anticorrupción de la fiscalía que García, durante el periodo 2012-2017, realizó operaciones en el sistema bancario que no coinciden con su perfil financiero. Es decir, los depósitos que realizó en sus cuentas son superiores a ingresos declarados en los bancos con los cuales opera.

PUBLICIDAD

El reporte de la Seprelad resalta que “las operaciones y transacciones realizadas en sus cuentas no cuentan con documentaciones que justifiquen razonablemente el origen de los fondos”. Gran parte de esos depósitos fue en efectivo.

Los documentos que obran en poder del fiscal Fernández revelan que García depositó, entre los años 2012 y 2017, en sus cuentas en bancos, G. 4.462.355.395; sin embargo, durante ese mismo periodo el contralor declaró ante la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) que tuvo ingreso de G. 1.520.243.579. Es decir, que entre el dinero depositado y el ingreso declarado ante Tributación hay una diferencia de G. 2.942.111.816. En el 2012, García declaró ante la SET que su ingreso fue de G. 163.995.372. Empero, en los bancos depositó G. 1.004.963.414, lo que arroja una diferencia de G. 840.968.045 que no declaró al fisco. Esta situación se repitió en los otros periodos, como los años 2014, 2015, 2016 y 2017, refiere el informe.

Con respecto al 2017, el contralor declaró ante la SET que no tuvo ingresos; sin embargo, ese mismo año depositó G. 958.942.700. Además, en agosto del referido año, García depositó G. 320 millones en efectivo en su cuenta, lo que originó el ROS (Reporte de Operaciones Sospechosas) a la Seprelad, ya que cuando el banco le solicitó los documentos para que justifique el origen de ese dinero no demostró.

Una SA

En su informe, la Seprelad también resalta que el contralor figura como socio activo de la firma “6 de Abril SA”, desde su fecha de constitución, que fue el 9 de agosto de 2016. La empresa tiene como rubro “actividades inmobiliarias realizadas con bienes propios o arrendados”, con un capital suscrito de G. 1.000.000. Hasta la fecha, la firma declaró ante Tributación “sin movimiento”.

El otro socio de “6 de Abril” es el abogado César Núñez, actual director jurídico de la Contraloría.

El juez Gustavo Amarilla había emplazado a la Contraloría General para que le remita la declaración jurada de bienes de García. Fue a pedido del fiscal Fernández.

En declaraciones a la prensa, el alto funcionario aseguró que todo se originó luego de que haya dispuesto una auditoría al Ministerio Público. Sin embargo, la fiscala general, Sandra Quiñóñez, obtuvo una medida favorable de la Corte para presentar su rendición ante el Tribunal de Cuentas.

Postura de Marito, clave

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, se reúne mañana con los senadores del Movimiento Colorado Añetete. Entre los temas que se tocarán está el juicio político al contralor García.

La línea que pueda marcar Marito es clave para que García sea o no destituido del cargo. Si el mandatario les indica a los senadores de su movimiento que apoyen la remoción, se tendrían los votos para sacar a García de la Contraloría.

El contralor contaría hasta ahora con el respaldo de los senadores llanistas.

Mal desempeño de funciones y comisión de delitos son los cargos presentados por Diputados.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD