Cúpula militar espera con cautela próximos relevos

En las Fuerzas Armadas esperan con expectativa y cautela un próximo relevo en los mandos más importantes. No descartan una nueva barrida al estilo que ha impuesto el presidente Lugo desde que asumió el poder en el 2008. Creen que los cambios se producirán en mayo y hace días que abundan las especulaciones acerca de los militares que serían encumbrados, entre ellos el Gral. Ángel Vallovera.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/23MZVT3J3NAOBONP4SHRTB6EN4.jpg

En la cúpula militar hay expectativa y mucho cuidado en no dar ningún paso en falso en estos momentos, indicaba en estos días un oficial general al graficar la situación que viven los mandos de las Fuerzas Armadas ante los próximos cambios que suponen ordenará el presidente Lugo en mayo.

El año pasado, el 23 de junio, Lugo sorprendió hasta a los propios jefes militares con una de las mayores barridas en los mandos castrenses (27 jefaturas) realizadas desde que tomó el poder en el 2008. La decisión del Comandante en Jefe inclusive provocó inusuales protestas públicas de algunos de los jefes castrenses que forzosamente iban a retiro, como los generales Heriberto Insaurralde, quien instó a “un no rotundo a la idea de implementar las FF.AA. bolivarianas en el país”, y Waldino Acuña Lugo.

Este dijo en su discurso de despedida en el Comando Logístico que en la vida los reveses vienen en momentos inesperados y muchas veces sin que uno los provoque.

Cada vez que se avecinan los tiempos de relevos o promociones, las FF.AA. se convierten en un campo minado de todo tipo de especulaciones. Desde hace semanas, surgen varios nombres de los posibles nuevos comandantes de las Fuerzas Militares y de las tres fuerzas (Ejército, Armada y Aviación). Entre ellos está el del Gral. de División Ángel Vallovera Antúnez, actual jefe del Gabinete Militar de la Presidencia. Algunos dicen que este reemplazaría en el cargo al Gral. de Ejército Felipe Benicio Melgarejo o al Gral. de División Adalberto Garcete, en la jefatura del Ejército.

Sin embargo, esta eventual designación provocaría una gran barrida en los mandos militares dado el año de su promoción. Vallovera, considerado un hombre cercano al círculo político de Lugo, es de la remesa 1981, mientras que los actuales comandantes de las fuerzas singulares, los jefes de estados mayores y comandantes de los tres cuerpos del Ejército son de la remesa 1980. Con el encumbramiento de Vallovera todos ellos deben pasar a retiro. Además, los comandantes de varias divisiones del Ejército son actualmente conducidos por generales camaradas de remesa de Vallovera que también tendrían que ser relevados. De lo contrario se rompería la pirámide de mando que en los últimos años se ha reordenado en las Fuerzas Armadas.

Otro personaje de las especulaciones en el ámbito militar es Miguel Rojas, secretario privado del Presidente.
Supuestamente apadrina a varios militares, entre ellos al actual comandante de la Armada, almirante Juan C. Benítez Fromherz.

Hoy, Comando en Jefe

La habitual reunión de los miércoles del Comando en Jefe será hoy, a partir de las 7:00, en la sede de la citada instancia de las Fuerzas Armadas. En fuentes de las Fuerzas Militares indicaron ayer que el encuentro del presidente Lugo con los jefes castrenses será de rutina y no se prevén grandes temas, como los futuros relevos. Uno de los temas que informarán al Jefe de Estado es sobre el caso del suboficial de Caballería Walter Anselmo Fariña, detenido en Brasil el 4 de abril pasado al mando de un vehículo denunciado como robado y con tres fusiles M16 de las FF.AA. El uniformado sigue preso en el vecino país y la recuperación de las armas se debe hacer vía cancillería, indicaron.