Desconocen destino de costosos equipos de escuchas telefónicas

El equipo de auditores que verificó los bienes y el funcionamiento del Ministerio del Interior no encontró los costosos equipos de escuchas telefónicas adquiridos durante la administración de Rafael Filizzola.

El informe presentado por la Auditoría General del Poder Ejecutivo señala lo siguiente: “Hemos sido informados por la Lic. Alba Amarilla, jefa del Departamento de Patrimonio del Ministerio del Interior, de la compra de equipos de seguridad e inteligencia (equipos de escuchas) vía LP (licitación pública) por valor de G. 12.646.203.570, correspondiente al año 2012, bajo el programa 7 ‘Servicios de Equipamiento e Insumos a la Policía Nacional’. El mismo fue recepcionado en el Ministerio del Interior, pero se desconoce su destino”.

En marzo de este año, el senador Julio Velázquez, acompañado de Enrique Bacchetta, había denunciado ante la fiscalía que el gobierno de Federico Franco utilizaba los equipos para espiar al entonces candidato a la presidencia de la república, Horacio Cartes.

El exministro del Interior Rafael Filizzola había calificado en ese momento de cobarde al hoy jefe de Estado, y aseguraba que no se escuchaban conversaciones de políticos.

Posteriormente, una comitiva parlamentaria visitó el Ministerio del Interior para verificar el uso de los aparatos. El entonces senador Rogelio Benítez –hoy presidente de Copaco– había anunciado que en una mesa de diálogo integrada por el Ejecutivo y el Legislativo se analizaría el destino de los aparatos. Nunca se supo si se hizo la reunión y menos qué resultado arrojó.

Pago indebido, caso helicóptero

Los auditores también constataron el pago irregular por reparación de los helicópteros de la Policía Nacional, por un monto de G. 1.780 millones. Los mencionados aparatos fueron adquiridos durante la administración de Filizzola y todo el proceso está plagado de irregularidades. El exministro está siendo investigado.

Sobrefacturación

Por otro lado, en la verificación realizada en el Ministerio del Interior se encontró una malversación de fondos por un monto de G. 6.193 millones, en la adquisición de cocinas y acondicionadores de aire.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD