Despilfarros en Itaipú, tanto en la época de Bernal como de Mateo

Un puñado de municipios de Alto Paraná, Canindeyú, Central y Paraguarí recibieron más de US$ 17 millones de gastos "socioambientales" de Itaipú que serán ejecutados fuera del control público.

La Municipalidad de Salto del Guairá ejecutará casi 14.000 millones de guaraníes para hacer un alcantarillado sanitario, pero recibió además casi G. 1.500 millones para un polideportivo.Por su lado, el municipio de Yguazú no tuvo que presentar nada; es más, nuestra corresponsalía reporta que el intendente colorado Roberto Ramírez aún no tiene idea de cómo ejecutará el dinero. Esto último se contrapone diametralmente a los dichos del titular de Itaipú, Carlos Mateo Balmelli, quien había asegurado que cada centavo de dinero desembolsado al margen del Presupuesto General de Gastos de la Nación y en categoría "gastos sociales" era entregado luego de que  presentaran minuciosos y exigentes proyectos, que eran evaluados por un comité en el que  estaba él mismo.


De acuerdo con los indicios,  el dinero se repartió a las apuradas entre las municipalidades, el nuevo resquicio que halló Itaipú para manejar dinero al margen de la Ley de Presupuesto General de  Gastos de la Nación, que obliga a las binacionales a pasar al Presupuesto Público todo dinero que deba ser ejecutado por instituciones estatales. Al ser los municipios autónomos presupuestariamente, Itaipú encontró en ellos el resquicio legal para repartir dinero tal cual como lo hacían antes los gobiernos colorados.

 

Otros ni figuran


 

Hay otros casos aún más sugestivos que los mencionados: Por ejemplo,  el de la comuna de San Alberto, del también colorado Romilio Maia, que recibió otros US$ 100.000, pero que ni siquiera figura en el listado hecho público por Itaipú (ver en esta misma página).   

De acuerdo con  reportes de nuestras corresponsalías, en varios municipios se firmaron los convenios recién en la última quincena de diciembre, con mucha prisa y bajo el rótulo de "proyecto de desarrollo social comunitario". En varias de estas comunas  aún no saben qué harán con el dinero.


 

¿22 a las apuradas?  


Unas 22 municipalidades -en su mayoría de Alto Paraná (16), una del Guairá y 5 de Paraguarí- accedieron a grandes desembolsos bajo el rótulo de "PROYECTO DE DESARROLLO SOCIAL COMUNITARIO".    


La que más dinero recibió bajo este rubro es la Municipalidad de Salto del Guairá; en segundo lugar está la Municipalidad de Escobar, que recibió G. 1.285 millones, mientras que la de Carapeguá recibió 1.025 millones de guaraníes.   


Otras municipalidades con desembolsos millonarios bajo este mismo  "rótulo" fueron las de La Colmena, Itakyry, Yguazú, Juan León Mallorquín, Juan E. O’Leary, Domingo M. de Irala, Mbaracayú, Santa Fe del Paraná, Gral. Bernardino Caballero, Quyquyho, Iruña, Cedrales, Naranjal, Ñacunday, San Cristóbal, Santa Rita, Santa Rosa del Monday, Minga Guazú y San Salvador.


 

Inservibles polideportivos


 

La plata de Itaipú también será derrochada en los inservibles polideportivos.  Unas cinco localidades recibieron millonarios desembolsos para construirlos: Salto del Guairá recibió G. 1.575 millones; Villeta recibió 1.075 millones de guaraníes; Paraguarí G. 1.020 millones; Manuel Frutos (Caaguazú) G. 1.010 millones; mientras que Ypacaraí recibió G. 1.000 millones para el mismo fin. Varios de los polideportivos construidos en el pasado  hoy día están abandonados y en ruinas.

 

Millonarias erogaciones


A Salto del Guairá, que recibirá unos G. 15.468 millones de Itaipú, por la importancia del desembolso, le sigue  Asunción, con casi 10.000 millones de guaraníes para hacer viaductos; la Municipalidad de Ciudad del Este, con G. 7.512 millones  para hacer casillas.   


Lambaré recibió casi 5.100 millones de guaraníes para hacer un puente sobre la avenida Cacique Lambaré; Itá  3.600 millones de guaraníes para hacer empedrados, y  Presidente Franco recibió casi 2.900 millones de guaraníes para hacer "proyectos" y construir un hito. 

MAÑANA: El reporte de unas 22 municipalidades y lo que harán con millonarios desembolsos de Itaipú al margen del control público para sus ejecuciones.